TENA
Logo

Home Mujer y bienestar Menopausia ¡Malditos estrógenos!

¡Malditos estrógenos!

Menopausia


Malditos estrógenos
0 314175

Los estrógenos son la hormona femenina por excelencia. No sólo intervienen en nuestra fertilidad sino que ocasionan “efectos colaterales” en otros órganos de nuestro cuerpo, y marcan nuestro día a día. Cuando suben y cuando bajan... Porque, nos guste o no, las mujeres somos seres “estrógenodependientes”.


Compártelo con tus amigas:

La mujer está marcada a lo largo de su vida por su condición reproductiva: Desde la pubertad, periodo durante el cual los ovarios ponen en marcha de forma gradual su ciclo y comienzan a producir estrógenos, hasta la menopausia, cuando el agotamiento de folículos ováricos disminuye la creación de estrógenos de 7 a 8 veces, pasando por la edad fértil, en la que ovulamos cada 28-32 días debido a un subidón de esta hormona  en sangre.

Supuestamente durante la etapa fértil de la mujer, los estrógenos nos protegen, cuidan la masa ósea, el sistema cardiovascular… Pero esos picos ovulatorios y el repetido ciclo menstrual a muchas mujeres les ocasiona una autentica perturbación. Molestias abdominales, mamarias y, muy especialmente, alteraciones psíquicas y/o cambios de carácter, son de tal intensidad que interfieren en el desarrollo de las actividades cotidianas o deterioran las relaciones interpersonales.

Síndrome de tensión premenstrual

El 60-75% de mujeres mayores de 35 años experimentan el síndrome de tensión premenstrual. Síntomas físicos como hinchazón abdominal, hipersensibilidad mamaria, cefalea, calambres musculares, palpitaciones, pesadez o hinchazón de piernas, dolor pélvico… Y síntomas emocionales como: intolerancia, hostilidad, depresión, cansancio, indecisión…. Se apoderan de nosotras unos pocos días todos los meses. Un precio caro por perpetuar la especie…

Llegada de la menopausia

Y entre los 45 y los 55 años llega la menopausia. Tras esto, el cese definitivo de producción de estrógenos, que nos deja de nuevo desprotegidas. Y aparecen los «malditos sofocos» porque las neuronas que regulan a los ovarios se encuentran muy próximas al centro de termorregulación. Pero además muchas volvemos a padecer irritabilidad, depresión, ansiedad, melancolía, pérdida de la concentración, insomnio

El descenso en la producción de estrógenos está también estrechamente relacionado con la flacidez de nuestra piel a partir de determinada edad, así como la distensión de los músculos del suelo pélvico, lo que en muchas ocasiones causa problemas en las relaciones sexuales o incontinencia urinaria. Si es tu caso, ya sabes que TENA Mujer pone a tu disposición absorbentes especialmente diseñados para que puedas continuar con tu vida de siempre. Puedes solicitar una muestra gratuita aquí.

Buenos hábitos para hacer frente a la menopausia

Después de todo esto nos podemos considerar unas supervivientes. La buena noticia es que una dieta equilibrada, la práctica de ejercicio y beber mucha agua, nos ayudan a minimizar estos efectos. Pero recordad que si los síntomas son incapacitantes o alteran seriamente nuestra calidad de vida debemos acudir al ginecólogo para que nos ayude a paliarlos.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez, ginecóloga

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:
Centrada en ti