Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Menopausia Recupera tu ‘ecosistema’ vaginal
banner_MUESTRA

Recupera tu ‘ecosistema’ vaginal

Menopausia

ecosistema vaginal en la menopausia
0 41875

Cuando llega la menopausia, la bajada de estrógenos y los cambios que ello conlleva aumentan el riesgo de molestias y picor en nuestra zona vaginal. Para prevenir la vaginitis propia de esta etapa hay que extremar el cuidado y utilizar productos que reemplacen la acción protectora de las hormonas.


Compártelo con tus amigas:

Nuestros genitales externos, en concreto la vagina, posee “un ecosistema” particular que nos garantiza una sexualidad satisfactoria, así como bienestar frente a esos continuos cambios del ciclo femenino: desde que las hormonas despiertan en la pubertad hasta que la reserva se agota y nos sobreviene la menopausia.

¿Cuáles son los factores que protegen el ecosistema vaginal?

  1. Estrógenos: Mantienen un buen grosor del epitelio vaginal y garantizan la producción de glucógeno que es básico para un adecuado pH.
  2. Lactobacilus o Bacilos de Doderlein: Es la flora protectora que habita en nuestra vagina y produce ácido láctico a partir del glucógeno y que garantiza un pH ácido protector, entre 3,8 y 4,5.

Esta acidez en el pH vaginal evita la ploriferación de otros gérmenes responsables del prurito, flujo abundante, mal olor… que puede estar asociado a vaginitis inespecífica o infecciosas, en caso de que crezcan bacterias patógenas.

Existen factores externos (estrés, uso de antibióticos, productos de higiene íntima inadecuados…) o los propios cambios genitales (tras el coito o la atrofia asociada a la menopausia…) que ocasionan un desequilibrio de este ecosistema que favorece molestias o vaginitis.

Así que cuando llega la perimenopausia y la menopausia, la bajada de estrógenos afecta directamente a este ecosistema. Si a esto le asociamos otros agentes externos como las pérdidas de orina y la humedad, las molestias por vulvovaginitis se potencian. 

Por eso, cuando llega la perimenopausia y la menopausia la bajada de estrógenos afecta directamente a este ecosistema: El epitelio vaginal se adelgaza y deja de producirse el glucógeno protector que utilizan los lactobacilus para crear acidez. Si a esto le asociamos otros agentes externos como las pérdidas de orina y la humedad, las molestias por vulvovaginitis se potencian.

¿Cómo cuidar el ecosistema vaginal en la menopausia?

Podemos prevenir la vaginitis atrófica propia de esta etapa con:

  1. Higiene íntima: Usar productos con pH adecuado a esta etapa.
  2. Refuerzo en forma de comprimidos y cremas: Ayudarán a nuestro ecosistema a estar protegido durante esta etapa. Podemos utilizarlas también en momentos en los que otros agentes, como la toma de antibióticos o el estrés, alteran de forma indirecta nuestro ecosistema. Se aplican de forma intravaginal.
  • Comprimidos de ácido láctico 
  • Comprimidos de probióticos
  • Cremas o comprimidos con acción estrogénicos

Además, en caso de pérdidas de orina, no sólo hay que extremar el cuidado, sino usar absorbentes que garanticen que no haya humedad genital que provoque irritaciones.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario