Centrada en ti
Home Mujer Dieta Comer bien también fuera de casa

mujeres comiendo en terraza

Una jornada laboral incluye horarios interminables, viajes, reuniones y, cada vez en más ocasiones, comer fuera de casa. Estas comidas en restaurante, bares, cafeterías o comedores laborales son con mayor frecuencia una causa de desequilibrio dietético, porque habitualmente añaden a nuestra alimentación más calorías, grasas o azúcares que las comidas que se hacen en casa.

A continuación te damos algunos consejos que te pueden ser útiles para mantener una alimentación equilibrada también cuando comes fuera de casa:

  • Elige un local que incluya alimentos frescos y variados.
  • Pregunta al camarero sobre cómo están elaborados los platos; así se evitan sorpresas.
  • Valora más la calidad que la cantidad.
  • Evita las raciones gigantes. Después de comer toca volver al trabajo y el exceso de alimentación disminuye el rendimiento laboral.
  • Evita aperitivos innecesarios como aceitunas, patatas fritas o pan con mantequilla. Solamente te aportarán un extra de calorías.
  • Las preparaciones deben ser sencillas. Elige horno, plancha, vapor o brasa en lugar de fritos o rebozados.
  • Para controlar la cantidad de calorías, es buena idea pedir que te pongan la salsa aparte. Así eres tú quien elige la cantidad de salsa que quieres.
  • El postre debe ser sencillo, como frutas, macedonias o lácteos desnatados. Una buena idea es dejar la fruta para media tarde y sustituir el postre por una infusión.
  • Cuidado con el alcohol.
  • Tómate tu tiempo para comer. A pesar de que tengas muchas cosas que hacer, necesitas por lo menos 30 minutos para comer de forma relajada.
Fuente: Serafín Murillo, nutricionista

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: