Centrada en ti
Home Mujer Actividad física Reduce los efectos de la edad con ejercicio físico

mujer madura haciendo ejercicio

Cuando llegamos a cierta edad, es normal que los músculos empiecen a perder su tono. Esto se produce de manera más acusada a partir de los 50 años y en la mujer, además, se suman los efectos de la menopausia con la reducción de los niveles de estrógenos. En el suelo pélvico se produce una disminución de la masa muscular y su fuerza, lo que provoca menor capacidad para cerrar los esfínteres, sujetar los órganos pélvicos y ayudar a estabilizar la pelvis y la columna.

Los estudios demuestran que el ejercicio retrasa el envejecimiento, y esto también es aplicable al suelo pélvico

Estos efectos, junto con la atrofia genital que provoca la reducción de estrógenos, aumentan las posibilidades de sufrir problemas de incontinencia urinaria. El mayor  problema ante esta situación es que sólo una pequeña proporción de mujeres con incontinencia busca ayuda específica. Muchas intentan mantenerlo oculto el mayor tiempo posible, aunque esta situación comienza a revertirse.

Sin embargo, multitud de estudios han demostrado los efectos beneficiosos del ejercicio físico sobre el proceso de envejecimiento y sus consecuencias. Igual que existen programas específicos para enfermedades cardiovasculares, respiratorias e incluso neurológicas, un programa específico para suelo pélvico reduce el impacto de la edad sobre éste. Por eso es importante abandonar la idea de que la incontinencia urinaria es un problema inevitable y asociado a la edad.

Fortalecer para mantener la elasticidad

Un programa de ejercicios específicos del suelo pélvico para la menopausia provocará cambios en el tejido muscular, en los músculos abdominales y en la postura, lo que implica una mejor calidad de vida. Además de prevenir la aparición de incontinencia urinaria, también ayudará a prevenir el dolor de espalda, un problema que tiene una mayor prevalencia a medida que avanza la edad.

No te preocupes si ya tienes incontinencia. Te recomendamos que vayas a un médico para que valore el estado de tu suelo pélvico y te recomiende unos ejercicios específicos para tu caso. Y mientras te recuperas, asegúrate de utilizar los absorbentes adecuados!! Puedes pedir tus muestras gratuitas aquí.

Fuente: Dra. Carolina Walker

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: