Centrada en ti
Home Mujer Actividad física 5 consejos a tener en cuenta antes de hacer pilates

mujer haciendo pilates

El método Pilates trabaja tanto la musculatura lumbar como la pélvica. Es un método muy bueno para tratar de rehabilitar distintos tipos de lesiones y trabajar el suelo pélvico. Pilates está de moda, y muchos centros se suman al carro sin tener los monitores lo suficientemente cualificados en esta materia. Si quieres hacer pilates para fortalecer o rehabilitar tu musculatura pélvica aquí tienes cinco consejos prácticos que debes tener en cuenta antes de apuntarte a las clases:

  • No todos los monitores de pilates, ni en todos los centros, saben qué es el suelo pélvico ni cómo integrarlo en esta actividad física. Intenta ir a una clase de prueba antes de consolidar tu matrícula, y si el monitor o la monitora añaden la contracción de suelo pélvico a los ejercicios… ¡premio! Es muy posible que en esta clase hagas pilates a la vez que fortaleces el suelo pélvico. Quien imparte tus clases de pilates no debe ser necesariamente fisioterapeuta (muchos lo son) pero sí estar cualificado y tener conocimientos sobre suelo pélvico.
  • Cuantas menos personas en clase mejor. Huye de las clases de 20 personas. Lo interesante de Pilates es la posibilidad de que estas sean muy personalizadas. Y si quieres fortalecer los músculos de tu suelo pélvico debes poder preguntar y ser atendida con cierta atención. Lo ideal son clases de entre 1 y 5 personas. Claro que esto también las encarece.
  • Si puedes elegir es mejor hacer el trabajo en máquina que en suelo. El coste es mayor pero el riesgo de malas posturas se reduce drásticamente.
  • Si tienes pérdidas de orina, antes de apuntarte a pilates debes acudir previamente a un profesional que valore el estado de tu suelo pélvico. Si al realizar los ejercicios no notas la contracción del suelo pélvico es una señal de que también debes acudir a un especialista.
  • Si estás embarazada o en pleno proceso de menopausia, pilates también es muy recomendable. Hay ejercicios adecuados para cada mujer, edad y estado, sólo es necesario que el monitor adecúe los ejercicios a ti, por eso es tan importante que las clases sean lo más personalizadas posible.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: