TENA
Logo

Ver Video arrow_forward ¡Descubre aquí los beneficios y aprende cómo funciona!
Home Suelo pélvico Incontinencia Incontinencia: Aislarte no es la solución

Incontinencia: Aislarte no es la solución

Featured

0 7792

Si notas que te estás empezando a aislar o dejas de hacer planes por tener incontinencia urinaria, es hora de que le empieces a prestar atención. Te damos las claves para que puedas seguir con tu vida de siempre.


Compártelo con tus amigas:

La incontinencia urinaria es una circunstancia habitual principalmente entre las mujeres de más de 35 años. Como dato te contamos que una de cada 3 mujeres mayores de 50 años presenta algún tipo de incontinencia.  A pesar de esto, cerca de la mitad de las mujeres (42%) no consulta a ningún especialista, según el estudio de TENA Mujer “La mujer española a partir de los 50”.

No acudir al médico ante los primeros síntomas de incontinencia no solo dificulta que podamos encontrar soluciones reales a nuestras pérdidas de orina, sino que puede tener un importante impacto en nuestra calidad de vida.

Cuando tenemos pérdidas de orina y/o la sensación de no llegar a tiempo a un servicio, comenzamos a hacer cambios en nuestra forma de vida que cada vez tienen un impacto mayor en nuestra rutina y en nuestra actividad social: comenzamos evitando ciertas prendas de ropa más ajustadas o de colores más claros, a continuación dejamos de acudir a lugares en los que desconocemos si podemos utilizar un servicio, y finalmente puede que dejemos de  asistir a reuniones sociales por miedo a que se produzca esa pérdida de orina y que los demás lo noten. Sabemos que muchas mujeres se sienten tan avergonzadas o preocupadas, que esto las lleva incluso a evitar alejarse demasiado de su casa.

Todos estos cambios y el aislamiento que conlleva tienen un impacto emocional en nosotras, afecta a nuestra autoestima y nos hace estar más tristes y con mayor tendencia a encerrarnos en nosotras mismas.

¿Te sientes identificada? ¿Has comenzado a hacer alguno de estos cambios en tu vida? Si es así es el momento de prestarle atención. La incontinencia urinaria está afectando a tu calidad de vida, y está teniendo un impacto negativo en tu actividad social. ¿Quieres saber cómo evitarlo?

  • Míralo de frente

Tratar de ocultarlo y negarlo nos impide ser proactivas y buscar soluciones. Anímate a consultar con un especialista. Los profesionales de las Unidades de Suelo Pélvico están ahí para ayudarte.

Sabemos que es incómodo, frustrante, que produce vergüenza, ansiedad y preocupación. Afrontarlo es un proceso difícil pero necesario: si reduces las actividades gratificantes y sociales en tu vida, poco a poco te irás sintiendo más triste y con un peor estado anímico. Merece la pena afrontarlo y no perder oportunidades para salir, compartir y disfrutar.

  • Conoce tu cuerpo

Comienza a llevar un registro para conocerte mejor y descubrir, por ejemplo, aquellos alimentos o bebidas que hacen que el problema empeore, como la cafeína, la teína o el picante. Cuando mejor nos conocemos, más podemos mejorar nuestra situación.

  • Productos adaptados

Sabemos que tienes miedo a que se note o al propio olor, y a que otros se den cuenta. Muchas mujeres llevan un cambio de ropa interior en el bolso. Nosotros te recomendamos, como mejor ayuda mientras ves los resultados de tu tratamiento, que utilices productos adaptados a esta situación, que también neutralizarán el olor.

Los productos de TENA Mujer se adaptan a todas las necesidades y niveles de absorción y tienen triple protección ante los escapes, el olor y la humedad. Si los quieres conocer por ti misma, solicita tu muestra aquí.

  • Utiliza ropa cómoda

Utiliza la ropa con la que te sientas más cómoda en un inicio para que puedas comenzar a afrontar situaciones sociales. Lo importante es ponerte en marcha y empezar a recuperar tu vida. A medida que la frecuencia y/o la cantidad de tus pérdidas vaya mejorando con el tratamiento, atrévete a vestirte con la ropa que realmente te gusta y con la que te ves mejor. Esto tendrá un impacto muy positivo en tu autoestima y te sentirás cada vez con más seguridad en ti misma.

  • Pide ayuda a un psicólogo

Si por tus propios medios te está costando salir adelante, siempre puedes contar con un profesional de la psicología que estará ahí para ayudarte a mejorar tu autoestima y dar los pasos necesarios para recuperarte a ti misma.

Lo más importante eres tú, tu calidad de vida, tus ganas de disfrutar y tu derecho a hacerlo, que recuperes tu libertad. Por eso te animamos a hacer frente a estas dificultades buscando ayuda profesional y atreviéndote a dar un paso adelante y a retomar tu vida.

¡Tú puedes conseguirlo!

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: