Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Suelo pélvico Embarazo y parto Embarazo: un factor de riesgo de incontinencia
banner_MUESTRA

Embarazo: un factor de riesgo de incontinencia

Embarazo y parto

riesgo incontinencia embarazo
0 1914

Según estudios recientes, el 40% de las embarazadas españolas padece incontinencia urinaria. Prevenir con ejercicios específicos desde principios del embarazo reduce en gran medida su aparición.


Compártelo con tus amigas:

El embarazo en sí mismo constituye un factor de riesgo para la incontinencia urinaria. Además, ser primípara (el primer embarazo es el más lesivo para el suelo pélvico); el incremento de peso en el embarazo; la edad (principalmente ser mayor de 35 años);  los antecedentes familiares, o el sobrepeso y la obesidad son factores que aumentan el riesgo de padecer incontinencia urinaria al final del embarazo.

Un estudio reciente, realizado en Cataluña y publicado en la revista internacional “Obstetrics and Gynecology” pone en evidencia que cerca del 40% de las embarazadas españolas padece de incontinencia urinaria. Son cifras similares a las publicadas en otros países. La mayoría de los casos no son graves: pérdidas de orina únicamente ante esfuerzos como toser, estornudar o saltar, pero esto no debe considerarse algo normal y asumir que va unido al embarazo.

Aunque no todas las mujeres que tienen incontinencia urinaria en el embarazo la tendrán también en el posparto, muchas tendrán tres veces más posibilidades de sufrir este problema en el posparto que las que no. Está demostrado que la realización de ejercicios de suelo pélvico desde inicio del embarazo disminuye enormemente la aparición de incontinencia urinaria durante el embarazo y el posparto. De este modo, cualquier mujer que esté embarazada y quiera prevenir la aparición de incontinencia urinaria al final de su embarazo debería comenzar cuanto antes con estos ejercicios.

Si tu embarazo está en estado avanzado y ya empiezas a notar síntomas de incontinencia urinaria, te recomendamos que utilices protectores especialmente diseñados para las pérdidas de orina, y que tras el parto te hagan una valoración de tu suelo pélvico. Existen protege-slips y compresas que te harán sentir segura y fresca todo el día con la máxima discreción. Pide muestras gratuitas.

Fuente: Dra. Carolina Walker

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario