Centrada en ti
Home Mujer Psicología ¿Y si no tengo cerca un servicio…?

ansiedad incontinencia

Los problemas derivados de un suelo pélvico debilitado, en especial la incontinencia urinaria, influyen en la calidad de vida de las mujeres afectadas.

Las mujeres afectadas viven en un continuo estado de preocupación, pendientes de tener un servicio cerca en todo momento y alerta por si detectan olores. Además de la preocupación, la autoestima de la mujer disminuye, se siente permanentemente sucia e incómoda. Algunas mujeres evitan salir a la calle en la medida de lo posible, con lo que su vida social se resiente.

Por otro lado, los posibles escapes de orina afectan a la calidad y cantidad de las relaciones sexuales, la mujer no se siente cómoda, al sentir que no puede controlar su orina. Esto puede perjudicar las relaciones de pareja.

Todo esto deriva en estados de ansiedad y depresión que pueden llegar a ser graves, sobre todo si a esta preocupación le sumamos otras como problemas económicos o familiares.

La ansiedad se define como una reacción emocional ante la percepción de amenaza, el individuo responde para protegerse poniéndose a si mismo en una situación de defensa o lucha. Es una reacción innata y normal pero puede convertirse en un problema si es desmedida u ocurre con frecuencia. Las manifestaciones de la ansiedad pueden ser desde inquietud, tensión, temor o miedo intenso hasta angustia, dificultad para respirar y trastornos del sueño.

Momentos concretos como puede ser la perspectiva de un viaje, aunque sea corto, u otro acontecimiento en el que la mujer sienta que es posible que no pueda acceder a un servicio cuando lo necesite, pueden disparar episodios de ansiedad.

Para mejorar la ansiedad es importante que la mujer se informe de lo que está ocurriendo en su cuerpo, de qué es el suelo pélvico, donde está, situarlo mentalmente y físicamente y conocer qué es lo que ocurre y por qué tiene el problema de incontinencia. Una de las causas más importantes de la ansiedad en cualquier tipo de problema de salud, es el desconocimiento de lo que ocurre en el cuerpo y la impotencia de no poder hacer algo para solucionarlo. Por lo tanto, tomar el control del problema, saber que hay varias formas de solucionarlo y maneras adecuadas de mejorar la calidad de vida hasta que se resuelva, mejora la autoestima y disminuye la ansiedad.

Para sentirse segura y no tener que renunciar a ciertos planes o actividades por miedo a pérdidas de orina u olores, también es muy importante utilizar el producto adecuado, que retenga el olor y que proporcione un confort y suavidad duraderos que nos hagan sentirnos seguras en todo momento.

Por otra parte, la relación entre incontinencia urinaria y ansiedad es bidireccional, en algunas ocasiones es la ansiedad una de las causas de la incontinencia urinaria. De todas formas, aún en episodios de ansiedad intensa, un suelo pélvico fortalecido puede controlar esa incontinencia.

 

Fuente: Marta Ibáñez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: