Centrada en ti
Home Suelo pélvico Incontinencia ¿Coaching para suelo pélvico? Sí, ya existe

Foto: iStock.com / ajkkafe

Una de las profesiones que está adquiriendo más auge en los últimos tiempos es la figura de coach. Pero, ¿qué significa exactamente el coaching? Se trata de un anglicismo que significa ‘entrenamiento’. A través de una serie de acciones sistematizadas, el coach ayuda a otro a encontrar su propia respuesta ante la situación que se plantea. O, dicho de otra manera, a orientarse hacia un objetivo y a alcanzarlo.

En el caso de la salud, el coaching sería una forma de tratar una dolencia desde un punto de vista más integral, no sólo en el aspecto puramente físico, sino en el componente emocional que toda enfermedad genera, sobre todo si es algo crónico, como puede ser la vejiga hiperactiva o el vaginismo, situaciones que muchas mujeres padecen y que altera seriamente su calidad de vida y su autoestima.

El coaching puede utilizarse para elaborar un plan de acción en mujeres con incontinencia urinaria

En las Ciencias de la Salud, el coaching está teniendo un rápido crecimiento. Existe el coaching nutricional, el sexual… También, puede usarse esta herramienta para pacientes con incontinencia urinaria, considerada por la OMS un grave problema de salud pública que afecta a nivel físico, psíquico y social. En este caso, el trabajo del coach se orienta hacia un objetivo de bienestar, incentivando la autoestima.

El coach explora la realidad de la mujer con incontinencia urinaria. Mediante la escucha activa va conociendo qué siente, qué piensa cuando se presentan los desagradables escapes, cómo maneja el problema, cuáles son las principales dificultades que impiden mejorar la situación, cómo afecta a su relación de pareja, en su trabajo…

Tras profundizar en su situación actual, se elabora un ‘plan de acción’. Para el que hay que demostrar un alto grado de compromiso, porque de ello depende la obtención de resultados. Se analiza qué acciones se han realizado hasta ahora para tratar de resolver el problema, qué caminos tiene en ese momento para alcanzar su objetivo, qué pasos se va a dar y cuándo, quién le va a ayudar, qué obstáculos podemos encontrar….

Porque la incontinencia urinaria tiene solución pero las mujeres consultan demasiado tarde, cuando ya ha deteriorado su vida personal, laboral, su autoestima, seguridad, cuando genera emociones negativas…

Sin duda, si has de realizar fisioterapia y te apoyas en la motivación conseguirás un mejor trabajo y resultados. Si padeces un problema de dolor pélvico crónico, mejorarás antes tomando conciencia de tu mundo afectivo y de tus relaciones.

Un coach puede ser muy importante para resolver tus problemas. Busca un profesional bien acreditado en herramientas de coaching aplicado a la salud y empieza a trabajar en soluciones.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez es experta en coaching sexual y de pareja por la ICF.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: