Centrada en ti
Home Suelo pélvico Reeducar el suelo pélvico Técnicas de fisioterapia de suelo pélvico

fisioterapia suelo pélvico

Generalmente la primera forma de intentar resolver los problemas que genera un suelo pélvico debilitado es el tratamiento conservador a través de la fisioterapia. Realizar ejercicios de fortalecimiento, como los de Kegel, puede mejorar en la mayoría de los casos el tono y elasticidad de esta musculatura.

Pero, hay técnicas diagnósticas y de tratamiento que, combinadas con estos ejercicios fundamentales, utilizará el fisioterapeuta del suelo pélvico para que la recuperación sea más rápida y eficaz en cada caso. ¿Quieres saber cuáles son las principales técnicas y cómo funcionan?

  • Biofeedback electromiográfico: Esta técnica es bastante frecuente en los tratamientos de obstetricia, urología, proctología y ginecología. Un sofisticado equipo registra en un gráfico la función biológica del organismo, incluyendo la actividad de los músculos del suelo pélvico. Gracias a un dispositivo electrónico podemos comprobar en pantalla si realizamos las contracciones de suelo pélvico correctamente.
  • Electroestimulación muscular: Induce la contracción pasiva de la musculatura perineal y el esfínter uretral al aplicar una corriente eléctrica a través de la pared vaginal o anal. Combinado con el trabajo de nuestros ejercicios de fortalecimiento de suelo pélvico permite mejorar el tono, la fuerza y la velocidad de contracción de la musculatura.

El trabajo combinado de una tabla de ejercicios de fortalecimiento y las técnicas adecuadas tendrá resultados más eficaces y rápidos

  • Ultrasonidos o termoterapia: Aumenta la temperatura en los tejidos profundos lo que aumenta su capacidad de regeneración. Reduce la inflamación y el dolor. Por su capacidad desfibrosante también sirve para tratar cicatrices como la de la episiotomía.
  • Técnica miofascial: También indicada para casos en los que haya dolor pélvico. Esta terapia manual se centra en las estructuras miofasciales que repercuten en las estructuras a nivel local y también sobre las neuromusculares, lo que permite reducir o eliminar el dolor.

El fisioterapeuta asignará los tratamientos que mejor se adapten a tu caso, pero recuerda que si tus problemas de suelo pélvico te provocan incontinencia urinaria, debes confiar en un producto adecuado mientras lo solucionas. Asegúrate de utilizar absorbentes específicos para el pH y la densidad de la orina, que te harán sentirte segura y protegida. Pruébalos, pidiendo aquí muestras gratuitas.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: