TENA
Logo

Home Suelo pélvico ¿Cómo afecta la endometriosis al suelo pélvico?

¿Cómo afecta la endometriosis al suelo pélvico?

Suelo pélvico

0 12214

La endometriosis es una dolencia cada vez más conocida y afecta directamente al suelo pélvico. Pero ¿por qué se conoce como la enfermedad del silencio?


Compártelo con tus amigas:

La palabra endometriosis está formada por raíces griegas y significa “crecimiento de la capa interior del útero, fuera de él”: endo (adentro), metra (matriz) y osis (enfermedad). Hablamos de una enfermedad ginecológica cada vez más conocida.

Estamos ante una enfermedad compleja, ya que es difícil identificar su origen y las causas que la producen. Hay que prestarle mucha atención, ya que en algunos casos puede variar hacia un comportamiento maligno. Es crónica y dependiente de los estrógenos. Los dos síntomas principales son el dolor y la subfertilidad, o incapacidad para concebir.

Los datos nos indican que afecta al 5-10% de mujeres en edad reproductiva, al 20-40% de las mujeres con infertilidad y al 5-20% de las mujeres con dolor pélvico crónico.

Vigila si hay dolor

La forma más frecuente de dolor en la endometriosis es la dismenorrea (dolor con la menstruación) o el dolor pélvico crónico, ocasionado por lo que denominamos implantes de ese endometrio en la cavidad pélvica, que pueden provocar inflamaciones en puntos del peritoneo y órganos cercanos a la pelvis.

Nos referimos a la endometriosis como una enfermedad silenciosa porque según dónde se localicen los implantes o focos endometriósicos puede ir dañando progresivamente los órganos que tiene a su alrededor. No solo estamos hablando del aparato genital interno, sino también del intestino, del tracto urinario y de las terminaciones nerviosas, ligamentos y fascias que recubren la musculatura del suelo pélvico. Este daño silencioso se manifiesta en forma de “adherencias”, que son bandas de colágeno que pueden “pegar” estructuras o parte de ellas.

Suelo pélvico

No es de extrañar que el suelo pélvico, el “sostén” que sujeta todos nuestros órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto), sea uno de los principales afectados por la endometriosis.

Esta enfermedad puede provocar principalmente dos síntomas:

  • La formación de cicatrices profundas en torno a las fascias de la musculatura del suelo pélvico, ocasionadas por la endometriosis,puede ser un motivo del dolor.
  • El suelo pélvico intenta protegerse de este dolor con lo que se conoce como una contractura muscular antiálgica, lo que se asocia a la aparición de dolor crónico. Por lo tanto, las mujeres que la sufren pueden experimentar una hipertonía (exceso de tono) muscular del suelo pélvico y del diafragma pelviano profundo.

¿Cómo podríamos intervenir en el suelo pélvico para mejorar el dolor en esta enfermedad?

Una manera eficaz de tratar el dolor asociado a la endometriosis es el estiramiento miofascial. Las maniobras que realizan los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico buscan liberar tejidos retraídos, disminuir la tensión entre las superficies afectadas por los implantes endometriósicos y “movilizar” esos tejidos afectados mejorando el dolor.

Las maniobras son internas, a través de la vagina y se pueden complementar con maniobras de forma superficial (abdomen, pubis, espalda…). Para ello no solo se usa el masaje digital, sino aparatología tipo punción, aplicación de calor…

Es importante aclarar que la fisioterapia no cura la endometriosis, pero sí que puede aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida, ralentizando la creación de ese nuevo tejido.

Por último y no por ello menos importante: las reglas dolorosas no tienen por qué ser normales: Ante cualquier síntoma de dolor, acude a tu médico para que te dé el diagnóstico y tratamiento más adecuado y descarte posibles complicaciones.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez, Ginecóloga y coordinadora de la Unidad de Suelo Pélvico de Hospital Quirónsalud Madrid

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: