Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Sexo Bolas chinas: instrucciones de uso
banner_MUESTRA

Bolas chinas: instrucciones de uso

Sexo

Bolas Chinas
32 665842

¿Cómo usar correctamente las bolas chinas para fortalecer nuestro suelo pélvico? ¿Cuánto tiempo es el ideal? Descubre las respuestas y aprende a utilizarlas para mejorar tu calidad de vida.


Compártelo con tus amigas:

¿Has considerado las ventajas y te atreves con ellas? Vamos a aclarar algunos puntos a la hora de utilizar las bolas chinas. Os recomendamos que elijáis correctamente a la hora de comprarlas. Te damos las claves aquí. ¡Ojo! que tienen que ser de un material no poroso y estar pensadas para fortalecer el suelo pélvico:

  • ¿Cómo se usan? Comenzaremos con una única bola más grande y más sencilla de sostener por nuestra (probablemente más débil de lo que pensamos) musculatura. Después dos unidas, que pesan más,  y, en la última fase, ya para expertas, consta de unas bolitas muy estrechas y pesadas. La buena noticia es que la musculatura pélvica es muy “agradecida” y podremos pasar a lo largo de las fases muy rápidamente.
  • Antes del primer uso es importante esterilizarlas metiéndolas unos diez minutos en agua hirviendo, esto también es recomendable hacerlo de vez en cuando. Siempre las lavaremos con agua y jabón neutro antes de introducirlas en la vagina y cuidaremos de que nuestras manos también estén limpias. A la hora de guardarlas, una bolsa de tela es ideal, algo que pueda aislarlas de la posible suciedad exterior.
  • La forma de utilizar nuestras bolas chinas es muy sencilla. Colocaremos un poco de lubricante en la punta de la primera bola y las introduciremos en la vagina en la postura que nos sea más cómoda, las dos bolas deben quedar detrás del músculo. Os parecerán muy grandes cuando las veáis, pero se introducen sin ningún problema. Al ponernos de pie la gravedad hará su trabajo y las bolas tenderán a caer. Nosotras contraeremos el músculo de forma inconsciente para evitarlo y de esta manera ya estamos “haciendo pesas” con nuestro suelo pélvico.
  • Si no podemos con ellas sí que podemos hacer ejercicio tumbadas. En la cama boca arriba tiraremos con una mano del cordel de extracción y con nuestra musculatura trataremos de impedir que se salgan. Es una especie de pulso con nosotras mismas que nos ayudará a fortalecer el músculo hasta que puedan sostenerse sin problemas.
  • ¿Cuánto tiempo debo usarlas? Es recomendable utilizarlas de forma progresiva, comenzar caminando con ellas durante 15 minutos las dos primeras semanas y luego pasar a 30 minutos. Si al pasar de un tiempo a otro notamos molestias al día siguiente (agujetas) estaremos un par de días sin utilizar las bolas y luego volveremos al tiempo anterior durante otra semana.
  • Frecuencia: Podemos utilizarlas todos o casi todos los días durante 3 ó 4 meses y luego ya no las necesitaremos en mucho tiempo. Eso sí, si seguimos con nuestros ejercicios de suelo pélvico habituales.

 Fuente: Marta Ibáñez, sexóloga

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario