Centrada en ti
Tena Lady
Home Mujer Psicología ¿Pretendes ser una supermujer? Cuida tu autoestima

autoestima y mujer

En muchas ocasiones las mujeres tienen un nivel de autoestima más bajo que los hombres. Una de las razones por las que ocurre esto es el mensaje que recibimos las niñas desde pequeñas, el rol que debemos representar según la sociedad. Esto choca con lo que realmente queremos hacer muchas mujeres y es lo que nos llena en ocasiones de frustración y ansiedad.

Aunque la sociedad empieza a tratar a mujeres y hombres de una forma más igualitaria en cuestión de deberes y derechos, el rol de género, (la forma en la que debemos comportarnos según el sexo con el que hayamos nacido), sigue muy presente en nuestros días.

Ser mujer parece significar, entre otras cosas, el deber de ser débil, dependiente y dedicarse siempre a los demás. Además las mujeres deben ser y estar siempre bellas, siempre según el modelo de cada época o país. En la actualidad, las mujeres desean aprender y dedicarse a lo que más les gusta, exactamente igual que los hombres, pero muchas  también desean cuidar de la familia y permanecer bellas y jóvenes. Y a la vez, de forma inconsciente, se sienten culpables si superan a un hombre en el terreno laboral o intelectual.

El intento de llegar a todo, entre  lo que realmente se quiere hacer y a lo que muchas mujeres creen que se debe hacer, el ser una supermujer, es prácticamente imposible y la sensación de fracaso disminuirá la autoestima.

Cuando además existen problemas derivados de un suelo pélvico debilitado,  desde la ya conocida incontinencia urinaria a las dificultades en las relaciones sexuales, chocamos con el mito de la mujer perfecta otra vez. Nos encontramos con que hacemos malabarismos para controlar trabajo, casa y familia ¡y no podemos controlar nuestro propio cuerpo!

El cuerpo trata, por medio de la enfermedad o el malestar, de decirnos que debemos cuidarlo más. Los problemas emocionales, la depresión, la ansiedad, la frustración, la falta de autoestima etc. se reflejan en nuestra salud. Curiosamente, los trastornos personales derivados de la calidad de vida de la mujer suelen darse a conocer a través de problemas en el aparato reproductor femenino.

Debemos cuidar de nosotras mismas, desde niñas, ocuparnos de nuestro cuerpo y escucharlo; darnos cuenta de sus necesidades y, muy importante, también de sus limitaciones. Si tus relaciones sexuales han cambiado, si tu incontinencia urinaria impide que te sientas cómoda, es que  tu cuerpo trata de decirte algo. Ponte a ti misma como prioridad en tu vida, cuídate, cuida tu suelo pélvico y piensa sobre esas ideas erróneas que puedas tener acerca de lo que significa ser mujer, acerca de cómo debe ser una mujer de verdad. Crea tu propia idea de la mujer ideal, tú misma, y lucha por mantenerla sana y feliz.

Fuente: Marta Ibáñez, sexóloga

Comentarios

  1. [...] Mi parte favorita, son las vacaciones. ¿Os acordáis de los Rodríguez? ¿Aquéllos que mandaban a su santa esposa con los críos a algún pueblo en cuanto daban las vacaciones del colegio, y se quedaban a sus anchas en la ciudad guardando sus alianzas en un cajón de la despensa hasta que acabase el verano? Pues esto es igual, pero sin tener que guardar la alianza. En cuanto mi hija acaba el cole y se va con los abuelos, para mí empiezan las vacaciones. Recuerdo que tendría  unos cuatro años cuando, al irse de vacaciones, le dije: “En cuanto te vayas, voy a llenar la casa de novios”. Y me dice la pobre: “Y cuando vuelva ¿dónde duermo?” Me dio un ataque de risa, y a la vez me hizo pensar que me veía capaz de tener un montón de novios, que eso siempre te sube la autoestima… [...]