Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Menopausia Incontinencia, ¿una cuestión de edad?
banner_MUESTRA

Incontinencia, ¿una cuestión de edad?

Menopausia

mujer menopausia con incontinencia
0 21034

Cuando se habla de incontinencia, la edad parece desempeñar un papel trascendental. Los cambios hormonales y el envejecimiento muscular que genera la menopausia aumentan los casos de incontinencia.


Compártelo con tus amigas:

A lo largo de la vida de la mujer hay un par de momentos en los que los casos de incontinencia crecen considerablemente. El primero ocurre entre los 45 y los 54 años, debido principalmente a los cambios físicos que provoca la menopausia. Más adelante habrá otro pico, ya en la tercera edad, entre los 75 y los 84 años, que se relaciona más con la incontinencia de urgencia.

Con la menopausia la mujer sufre muchos cambios físicos. La mucosa vaginal y la del tracto urinario inferior, la vejiga y la uretra, se atrofian. La mujer lo percibe rápidamente porque siente que lubrica menos, nota “sequedad”, las relaciones sexuales son molestas e incluso tiene escozor, picor o pequeños manchados.

Los cambios físicos a partir de la menopausia implican una reducción en la elasticidad de los tejidos

Este tipo de molestias es casi universal, y cualquier mujer lo percibe en mayor o menor medida. Aunque existen formas de reducir este problema. Igual que cuidamos del rostro o las manos, debemos mimar nuestros genitales externos con productos hidratantes y regenerantes de la mucosa vaginal y vulvar.

Cambios en la vejiga

Sin embargo, el efecto de la menopausia y del déficit de estrógenos también puede hacer que la vejiga disminuya su capacidad de almacenamiento de orina. Esto hace que la mujer sienta el deseo de ir al baño sin que la vejiga se llene del todo, y esta necesidad ocurre repetidas veces a lo largo del día, e incluso la obliga a levantarse de noche (nicturia).

A veces, este aumento de la frecuencia de micciones se acompaña de urgencia: la vejiga no sólo ve disminuida su capacidad de llenado sino que es más sensible a éste, despertando un deseo urgente y repentino de ir a orinar. Esto puede acompañarse, o no, de escapes de orina que se pierden antes de llegar al baño.

Este tipo de incontinencia urinaria de urgencia, también llamado vejiga hiperactiva, suele ser más frecuente en mayores de 60 años. Muchas veces se asocia a incontinencia de esfuerzo, dando lugar a la denominada incontinencia urinaria mixta.

Si tienes pérdidas de orina, te recomendamos que confíes en un producto adecuado mientras solucionas tu problema. No todos sirven, asegúrate de que estás utilizando absorbentes específicos para el pH y la densidad de la orina, como los de la gama TENA Lady, que te harán sentirte segura y protegida.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario