Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Suelo pélvico Incontinencia La incontinencia mixta
banner_MUESTRA

La incontinencia mixta

Incontinencia

incontinencia mixta
2 14348

¿Tienes pérdidas de orina cuando estornudas o haces un esfuerzo? ¿Pero también sientes unas ganas repentinas de ir al baño y tienes la sensación de no llegar? Entonces, padeces incontinencia mixta, una combinación de la incontinencia de esfuerzo y la de urgencia.


Compártelo con tus amigas:

En ocasiones el debilitamiento del suelo pélvico, unido a otras causas, provocan que los dos tipos de incontinencia que existen se combinen. Es lo que se denomina incontinencia mixta: de esfuerzo y de urgencia a la vez. En este caso, la mujer puede sentir un brusco y repentino deseo de orinar que es incapaz de controlar antes de llegar al baño y que provoca un escape, pero, también, que al hacer un esfuerzo mínimo, como toser o reírse, sufra pequeñas pérdidas de orina.

¿Por qué ocurre esto?

  • En la mayoría de los casos, la urgencia se debe a una vejiga hiperactiva, que se contrae involuntariamente y puede provocar en cualquier momento (con un cambio de postura o al escuchar ruido de agua…) el vaciado de la vejiga. Por eso, las ganas de orinar son repentinas e incontrolables y a menudo no nos permiten llegar al cuarto de baño a tiempo. Las causas que provocan este “vaciado” involuntario son muy distintas: ciertos medicamentos, el tabaco, la cafeína o una cirugía vaginal.
  • Por su parte, las pérdidas de esfuerzo suponen que nuestro suelo pélvico no es capaz de contrarrestar la presión abdominal que se genera cuando hacemos algunas actividades físicas o cuando tosemos o estornudamos. En la mayoría de los casos, la uretra no está bien sujeta y la vagina está laxa y débil. Cualquier esfuerzo hace que la uretra bascule hacia abajo y se abra. La pérdida de estrógenos en la menopausia, el embarazo y los partos, y las cirugías vaginales son los posibles causantes de este problema.

Si te encuentras en esta situación, es muy importante que un profesional evalúe tu suelo pélvico y te indique qué tipo de tratamiento se ajusta más a ti. En el caso de la incontinencia mixta normalmente se combinan los tratamientos que funcionan en la incontinencia de urgencia y en la de esfuerzo. Realizar ejercicios para reeducar el suelo pélvico será siempre una de las primeras opciones del especialista para volver a tonificar la musculatura pélvica.

En cualquier caso, te recomendamos que si tienes pérdidas de orina, confíes en un producto adecuado mientras solucionas tu problema. No todos sirven, asegúrate de que estás utilizando absorbentes específicos para el pH y la densidad de la orina, que te harán sentirte segura y protegida.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario