Centrada en ti
Home Suelo pélvico Incontinencia Cistocele y problemas urinarios

mujer madura incontinencia
Foto: iStock.com / YazolinoGirl

Se denomina cistocele al prolapso de la vejiga, cuando esta desciende a través de la pared anterior de la vagina, debido a que el suelo pélvico no puede cumplir correctamente su labor de sujeción.

Es bastante frecuente que en mujeres que han tenido varios partos vaginales, exista un cistocele de grado leve-moderado que genera cierta pesadez o presión al final del día.

Los síntomas urinarios que provoca este prolapso puede ser muy variados, pero todos van asociados a un desplazamiento de la vejiga de su posición normal.

  1. Incontinencia urinaria de esfuerzo por verse alterado el ángulo uretrovesical.
  2. Irritación y aumento de la necesidad de orinar con cierta urgencia. Son mujeres que no tienen pérdidas de orina pero que necesitan ir al baño más de 8 ó 10 veces al día.
  3. “Síndrome obstructivo”, que se caracteriza por dificultad para iniciar el chorro, que se entrecorta. La sensación es de que el vaciado no es completo, es lento… y, a veces, se necesita buscar una determinada postura para vaciar la vejiga del todo. Estos casos, que producen obstrucción urinaria, suelen ser cistoceles de grado mayor y que ya asoman por la vagina.

Cuando un cistocele ocasiona dificultad para orinar, es típico que se asocie a infecciones urinarias de repetición porque el residuo que queda de orina dentro de la vejiga tras la micción es un factor de riesgo para la infección. Si estás en este caso y tienes más de tres episodios de cistitis al año, consulta con tu especialista para que te indique el tratamiento más adecuado.

Desgraciadamente, sigue habiendo muchas mujeres “sufridas” que, con cistoceles que ocasionan obstrucción urinaria, aguantan largo tiempo sin ir al médico. Incluso a veces llegan a presentar la llamada “incontinencia por rebosamiento”, en la que el residuo acumulado de micciones incompletas hace que con mínimos esfuerzos y movimientos se produzca un goteo continuado sin deseo alguno de orinar. La vejiga está casi permanentemente llena y se percibe físicamente su hinchazón (globo vesical).

Estamos ante un tema serio, porque la retención urinaria crónica puede llegar a ocasionar un fallo renal. Por lo tanto, si presentas estos síntomas, no lo dejes y acude a una Unidad de Suelo Pélvico.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez

Te puede interesar...

  • La incontinencia mixtaLa incontinencia mixta ¿Tienes pérdidas de orina cuando estornudas o haces un esfuerzo? ¿Pero también sientes unas ganas repentinas de ir al baño y tienes la […]
  • Tipos de incontinencia urinariaTipos de incontinencia urinaria No todos los problemas de incontinencia tienen el mismo origen ni se manifiestan igual. Pueden ser consecuencia de un esfuerzo, aparecer […]
  • Tipos y grados de prolapsos genitalesTipos y grados de prolapsos genitales A veces el suelo pélvico está tan debilitado que no puede cumplir su función de soporte y alguno de los órganos pélvicos desciende hasta […]
  • Tengo incontinencia urinaria, ¿y ahora qué?Tengo incontinencia urinaria, ¿y ahora qué? Cuando se toma conciencia de que existe el problema surgen muchas dudas: ¿A quién acudo? ¿Lo mío es solucionable? ¿Me tomará en serio el […]
Compártelo con tus amigas: