Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Suelo pélvico Suelo pélvico y salud Prevenir las infecciones de orina repetitivas
banner_MUESTRA

Prevenir las infecciones de orina repetitivas

Suelo pélvico y salud

infecciones de orina repetitivos
0 48096

¿A quién no le ha pasado? De repente sentimos una urgencia constante de ir al baño y notamos escozor, incluso dolor al miccionar. La cistitis es una infección recurrente asociada también al suelo pélvico.


Compártelo con tus amigas:

Después de las respiratorias, las infecciones urinarias (concretamente las relacionadas con la vejiga o “cistitis”) son las más frecuentes. Además, es uno de los problemas más comunes cuando el suelo pélvico está debilitado.

¿Cuáles son los síntomas de una cistitis? Si notas escozor al orinar, necesitas ir muchas veces y con urgencia al baño, padeces de dolor abdominal bajo o la sensación de quedarte con ganas tras haber orinado, es muy posible que tengas infección de orina.

Los arándanos son una forma magnífica de prevenir las infecciones recurrentes

¿Cómo se produce la infección?

Las bacterias colonizan la entrada de la vagina y acceden a la uretra por la que ascienden hasta la vejiga. En circunstancias normales son eliminadas por el flujo vaginal y las propiedades antibacterianas de la orina, pero si no es así, se adhieren al epitelio de la vejiga, se reproducen y acaban ocasionando inflamación.

Factores físicos, como la humedad excesiva, o químicos, como geles inapropiados o baños en piscinas, alteran la flora y sus mecanismos de defensa, favoreciendo las infecciones de orina, por lo que el verano es una época en la que esta molestia se multiplica.

Si has tenido dos cistitis en seis meses o tres en un año, se habla de cistitis recurrente o infección urinaria repetitiva. Esta infección es especialmente frecuente en mujeres sexualmente activas, que pueden notar síntomas tras el coito, pues favorece la colonización de bacterias, y en la menopausia. También se considera una infección de riesgo para mujeres con patologías de suelo pélvico, como incontinencia urinaria, cistocele o prolapso genital.

¿Cómo pueden prevenirse?

Se ha descubierto que  los arándanos tienen la capacidad de inhibir la adhesión de las bacterias a las células del epitelio de la vejiga y reducen significativamente el número de infecciones de orina. Los encontrarás en las fruterías y te los puedes tomar como postre, en zumo o incluso como aderezo en ensaladas. Si lo prefieres, puedes adquirir comprimidos y cápsulas de arándano en herboristerías o farmacias.

Si padeces infección urinaria repetitiva y no deseas tomar antibióticos continuamente, el arándano es una magnífica prevención. Consulta con tu médico el tratamiento y la duración más adecuados para tu caso.

Además, si tienes incontinencia urinaria, recuerda que es importante confiar en un producto adecuado para el pH y la densidad de la orina, como los de la gama TENA Lady, que te permitirán sentirte segura y protegida. Pide muestras gratuitas aquí.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario