Centrada en ti
Home Suelo pélvico Suelo pélvico y salud Consejos esenciales para cuidar nuestro suelo pélvico

mujer cuidando su suelo pélvico

Con el ritmo de vida que llevamos, a menudo olvidamos cuidarnos. Prestar atención a nuestro suelo pélvico es fundamental, porque de su buen estado depende nuestra calidad de vida.

Un suelo pélvico debilitado afectará a nuestra sexualidad, dolor de espalda, nos provocará incontinencia de orina o prolapsos, e incluso problemas como escapes involuntarios de gases y de heces.

Tenemos la tendencia a hacer todo deprisa y priorizamos la atención a nuestros hijos, el trabajo… Sin embargo nuestro bienestar físico y psíquico depende de algo tan sencillo como mantener hábitos de vida saludables, y esto también es válido a la hora de cuidar nuestro suelo pélvico.

Aquí te damos seis consejos a tener en cuenta:

  1. Evita retener la vejiga llena por mucho tiempo (orina aproximadamente 6 veces al día).
  2. Cuando vayas a orinar o a hacer deposición deja que la vejiga o el recto se vacíen solos, no fuerces o empujes con los abdominales, tómate tu tiempo.
  3. Bebe 2 litros de agua al día.
  4. Realiza una adecuada higiene genital y cuida la flora natural de la zona.
  5. Cuida el sobrepeso y el estreñimiento con una dieta equilibrada rica en fibra, presente en frutas y verduras, sin olvidar el ejercicio físico.
  6. Conoce tu suelo pélvico y fortalécelo en los momentos de tu vida que lo pueden dañar, como en el embarazo, el postparto o en la menopausia.

La incontinencia urinaria es un síntoma de que tu suelo pélvico está debilitado. Debes consultarlo con un médico para que te indique el tratamiento más adecuado a tu caso. Mientras soluciones este problema utiliza absorbentes específicos para las características de la orina como los que te ofrece TENA Lady, que te harán sentirte cómoda y segura. Consigue aquí muestras gratuitas.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: