TENA
Logo

Home Mujer y bienestar Actividad física Actividades que te recargarán las pilas interna y externamente

Actividades que te recargarán las pilas interna y externamente

Actividad física

0 21009

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, debemos darle al cuerpo la vitalidad y la energía que esta estación nos ofrece. Yoga, danza del vientre o taichí son algunas de las actividades que pueden ayudarte, cada una con sus particulares beneficios.


Compártelo con tus amigas:

Poco a poco vamos dejando atrás el invierno y llega la primavera. Es el momento de recargar pilas (interna y externamente) porque en esta estación, en contra de lo que pueda parecer, muchas personas tienden a desestabilizarse anímicamente. Llevar a cabo una actividad que no solo ejercite tu cuerpo, sino que te haga sentir bien mentalmente te ayudará a sacar lo mejor que la primavera tiene que ofrecerte y brillar, por dentro y por fuera.

Porque la realidad es que esta época del año es crucial. Sí, existe eso que se llama astenia primaveral, esa sensación de cansancio y apatía generalizada provocada por los cambios solares y los ciclos hormonales. Por esta última razón, las mujeres menopausias y postmenopáusicas son más propensas a padecerla.

1. Yoga: equilibrio, vitalidad y agilidad mental

Qué es: mezcla de meditación, respiración y ejercicio físico leve para alinear las energías de cuerpo, mente y espíritu.

Cómo se practica: mediante diferentes posturas (asanas) y ejercicios de respiración, conectamos con nuestro interior para encontrar la paz.

Por qué es bueno: no solo trabajarás equilibrio, agilidad y flexibilidad, sino que tus ejercicios de meditación y respiraciones favorecerán un mejor estado de ánimo y aportarán vitalidad y agilidad mental. Además, no podemos dejar pasar por alto que, al ayudar al sistema endocrino con la producción de estrógenos, nos ayudará a minimizar las molestias asociadas con la menopausia.

2. Zumba: un divertido multiplicador de endorfinas

Qué es: ejercicios aeróbicos realizados al ritmo de música ligera (principalmente latina) con la finalidad de mantenernos en forma de manera divertida.

Cómo se practica: se mezclan ejercicios rápidos y lentos que tonifican el cuerpo y liberan endorfinas. La música nos ofrece la sensación de estar bailando.

Por qué es bueno: No solo reduce grasa y es una gran elección para personas con problemas articulares, sino que combate el estrés de forma muy efectiva y ayuda a multiplicar esas endorfinas (la hormona de la felicidad) que tanto mejoran nuestro estado de ánimo.

3. Taichí: energía y resistencia

Qué es: arte marcial de origen chino que promueve la flexibilidad del cuerpo y el equilibrio de la mente.

Cómo se practica: se realizan series de movimientos de forma lenta, concentrada y coordinada, acompañados siempre de una respiración profunda y bajo la guía de un maestro.

Por qué es bueno: al ser una disciplina de mínimo impacto y esfuerzos sobre los músculos y las articulaciones, está especialmente indicada para mujeres a partir de los 45 años. No solo reduce el estrés y la ansiedad, sino que potencia nuestro sistema inmune, lo que se traduce en mayor energía y resistencia frente a los virus y enfermedades.

4. Danza del vientre: autoestima y empoderamiento

Qué es: danza milenaria surgida en Egipto y practicada en los templos como parte del culto a la fertilidad humana.

Cómo se practica: al ritmo de una música generalmente sensual, se realizan movimientos suaves y fluidos, disociando y coordinando al mismo tiempo las diferentes partes del cuerpo.

Por qué es bueno: no solo se obtienen grandes beneficios físicos (fortalecimiento del suelo pélvico o mejora postural de la espalda), sino que también posee propiedades mentales. Mejora la autoestima al explotar nuestra sensualidad y aporta empoderamiento al expresar cómo te sientes como mujer.

5. Pilates: flexibilidad, equilibrio y calma

Qué es: un método en permanente auge que ayuda a nuestro cuerpo a moverse con corrección y eficiencia.

Cómo se practica: son ejercicios que se trabajan en suelo o con aparatos y elementos. Se busca la coordinación inconsciente con los movimientos que realizamos.

¿Por qué es bueno?: su armonía la hace indicada para todas las edades. Además de sus beneficios físicos, propicia un mejor descanso gracias a su respiración profunda, mejora nuestra autoestima al comprobar cómo mejoramos nuestra flexibilidad y equilibrio, calma en situaciones de estrés y fortalece la pelvis, lo que contribuye a mejorar nuestra vida sexual.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: