Centrada en ti
Home Mujer Actividad física Beneficios mentales del running

mujer running

Realizar ejercicio físico no implica sólo beneficios para nuestro cuerpo y nuestra salud sino también para nuestra cabeza y nuestras emociones. Podemos afirmar sin ninguna duda que cuando hacemos ejercicio regularmente nos sentimos mejor. Correr es una opción que no requiere de una especial preparación ni de un lugar específico donde deba ser practicado, por lo que conseguimos “esquivar” la tentación de la pereza o postergarlo con el famoso “ya iré mañana al gimnasio”.

Durante la menopausia, las emociones nos alteran más intensamente, y nos generan ansiedad. Practicar un deporte puede ayudarnos a manejar estas emociones. El running se ha puesto de moda últimamente, y se ha convertido en un tipo de deporte muy elegido entre la población general. ¿Sirve para nosotras? Sí, si tienes un suelo pélvico fuerte. Si no, no es tu deporte.

¡Ojo! Practica este deporte si tu suelo pélvico está en buenas condiciones

Si vamos a correr tenemos que tener en cuenta que es un deporte de impacto y que si tenemos problemas de suelo pélvico (pérdidas de orina o prolapso) resultará más perjudicial que beneficioso y aumentará nuestra lesión. Por eso, siempre debemos consultar con nuestro médico antes de empezar a correr. 

Pero si nuestra musculatura pélvica está en buenas condiciones, y decidimos probar con el running, es muy importante que realicemos ejercicios de fortalecimiento de suelo pélvico para contrarrestar el impacto de esta actividad sobre él. Si quieres correr, corre, pero tonifica tu suelo pélvico como parte de tu entrenamiento diario.

¿En qué nos beneficia el running?

  1. Nos proporciona un tiempo para nosotras mismas, en el que podemos enfocar nuestro pensamiento.
  2. Mejora nuestro autoconcepto y nuestra autoestima. Según avanzamos en edad, vemos cómo nuestro cuerpo va cambiado y frecuentemente nos encontramos definiéndonos como más débiles, menos ágiles o con menos fuerza. El ejercicio físico nos ayuda a mejorar esta imagen. Además, nos ayuda a establecer metas y cumplirlas, y por tanto favorece nuestra confianza personal y nos demuestra que podemos lograr lo que nos proponemos.
  3. Promueve valores tan importantes en nuestra vida como la disciplina o la capacidad de automotivación.
  4. Ayuda a reducir nuestros niveles de ansiedad.
  5. Influye en nuestra sensación de felicidad. Según un estudio realizado en la Universidad de Sevilla, practicar habitualmente un deporte incide directamente en la felicidad.
  6. La actividad física también produce en nosotras una mejora a nivel cognitivo. Al realizar ejercicios de tipo aeróbico, aumenta el flujo sanguíneo cerebral. Además, previene el deterioro cognitivo, aumenta la creación de nuevas conexiones entre las neuronas y la plasticidad cerebral y mejora la atención y la memoria.
  7. Cuando corremos el cuerpo genera endorfinas, sustancias que nos proporcionan una sensación placentera y de bienestar.

Fuente: Alicia Jiménez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: