Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Psicología ¿Afecta tu estado de ánimo a tu salud?
banner_MUESTRA

¿Afecta tu estado de ánimo a tu salud?

Psicología

2 40874

¿Sabías que hay una relación muy directa entre tu estado de ánimo y tu salud? Te damos las claves para que aprendas a cambiar situaciones de estrés que afectan a tu calidad de vida.


Compártelo con tus amigas:

Está demostrado que las emociones y los pensamientos van siempre acompañados de reacciones bioquímicas en el cuerpo. Todas las enfermedades físicas tienen un componente emocional y psicológico. El cuerpo y la mente forman una unidad y están íntimamente ligados a través de los sistemas inmunitario, endocrino y nervioso central.

Los órganos corporales se comunican directamente con el cerebro y le avisan de sus carencias o necesidades, pero de la misma forma el cerebro transmite pensamientos y emociones al resto del cuerpo. Así, nuestro cuerpo está estructurado por nuestros pensamientos, creencias y emociones.

El estado emocional influye en todas las enfermedades. Se dice que los factores más importantes en la salud son la esperanza, la autoestima y la educación. Seguro que conoces casos de enfermedades que tienen consecuencias diferentes según cómo la haya enfrentado la persona y las esperanzas que tuviesen en su curación.

Cada día tenemos la oportunidad de ‘crearnos’ una buena salud con nuestra actitud mental

El estrés es el estado psicológico más dañino para la salud humana, está relacionado con cardiopatías, enfermedades pulmonares y del hígado. La depresión, por su parte, influye negativamente en el cáncer. Ambos pueden favorecer la precipitación de una enfermedad y agravarla.

Cuando estamos estresados o extremadamente tristes podemos observar cómo nada funciona con regularidad, nuestras defensas bajan y el riesgo de caer enfermo aumenta considerablemente. ¿Cuál es la solución? No es el estrés el que causa los problemas del sistema inmunitario, sino la percepción de que no se puede hacer nada para impedirlo, ¡y eso sí podemos cambiarlo!

Nosotras y el estrés

El estrés afecta a todos por igual, pero las mujeres sufren determinadas afecciones propiamente femeninas:

  • Trastornos en el aparato sexual y reproductor: Los genitales femeninos son muy vulnerables a los trastornos emocionales.  Con el estrés muchas mujeres tienen bastantes probabilidades de notar cambios en su menstruación, picores, hongos, dolores pélvicos…
  • Pérdida de autoestima: Cuando nos hallamos en un estado emocional intenso tendemos a perder de vista el autocuidado, nos olvidamos de nosotras mismas, de mimarnos y querernos.
  • Trastornos de suelo pélvico: El estrés empeora mucho las pérdidas de orina. Independientemente de la gravedad del problema, es muy importante mantener una actitud positiva. Debemos procurar mantenernos tranquilas, informarnos de por qué ocurre y darnos cuenta de las múltiples opciones que tenemos para solucionar el problema. Ejercitar nuestro suelo pélvico y mantener la autoestima alta son las claves de una recuperación temprana.

Debemos cambiar las creencias negativas que tenemos sobre nosotras mismas. Esto nos ayudará a mejorar nuestra salud, porque las células de nuestro cuerpo se renuevan continuamente y cada día tenemos una nueva oportunidad para crearnos una buena salud.

Te puede interesar...

  • Sexo y trastornosSexo y trastornos Tras la mayoría de disfunciones y problemas sexuales en la mujer se esconde una educación sexual sesgada y repleta de connotaciones […]
  • Cómo gestionar tu tiempo vacacionalCómo gestionar tu tiempo vacacional Retomar la bici, pintar la casa... ¿Te propones muchas cosas para las vacaciones y no eres capaz de terminar casi nada? Organizarte, ser […]
  • Cuando nos toca cuidar de nuestros padresCuando nos toca cuidar de nuestros padres Cumplimos años y nuestros progenitores también, y llegará un día en que tendremos que hacernos cargo de ellos. Pero las circunstancias […]
  • Enfócate y atiende el momento presenteEnfócate y atiende el momento presente Si te ves invadida continuamente por pensamientos sobre el pasado - que ya no puedes cambiar, o preocupaciones por el futuro - de los que […]
Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario