TENA
Logo

Ver Video arrow_forward ¡Descubre aquí los beneficios y aprende cómo funciona!
Home En la menopausia... #RompeConLosMitos! Llega la menopausia y… ¿adiós al sexo?

Llega la menopausia y… ¿adiós al sexo?

En la menopausia... #RompeConLosMitos!


0 11111

Llegó la menopausia y tienes de todo (sofocos, problemas para dormir, mal humor…) menos alegría en la cama. Ni ganas. ¿Significa eso el adiós al sexo? ¡Jamás!


Compártelo con tus amigas:

Como si la menopausia no fuera lo suficientemente incómoda, resulta que incluso te ha quitado la alegría del sexo. Tus ganas siempre han estado ahí y nunca te faltó el deseo… Hasta ahora. Llegó esta maldita época, se te acabaron las ganas y te preguntas qué pasó. ¡Con lo que tú eras! Es muy sencillo: algo ha cambiado dentro de ti. La libido ha disminuido y te cuesta excitarte. Quizá sientas dolores al tener relaciones sexuales o te resulta imposible alcanzar el clímax. Por eso no es de extrañar que muchas mujeres menopáusicas se sientan insatisfechas con el sexo y eviten la intimidad por completo. ¡Error!

Lo explica fenomenal la Dra. Marjorie Green, instructora clínica de ginecología en la Escuela de Medicina de Harvard: “La naturaleza no tenía la intención de que fuéramos sexualmente activas después de la menopausia, así que tenemos que trabajar en ello y ser creativas”. Pues eso, manos a la obra.

Para volver a tener sexo, aumenta tu libido

La falta de deseo es un problema importante y nada sencillo de resolver. En las mujeres, tanto el estrógeno como la testosterona pueden contribuir a la libido. Algunos estudios han demostrado que la terapia de reemplazo hormonal es eficaz no solo en el aumento del deseo sexual, sino también en la facilidad para llegar al orgasmo. Consulta a tu médico, quizá la solución esté más cerca de lo que crees.

Aparca tu tristeza, busca tu alegría

La depresión y el bajo estado de ánimo son otros dos síntomas comunes en la menopausia y que sin duda amortiguan notablemente las ganas de sexo. Por otra parte, los tratamientos farmacológicos para combatirla también suelen reducir nuestra capacidad de respuesta sexual. ¡Pero que no cunda el pánico! Responde al desafío y muestra otra actitud vital. Comienza la mañana dispuesta a cambiar las cosas y a meter estímulos positivos. Te ayudará a llegar a la noche con mayor autoestima y ganas de demostrarla.

Introduce nuevas emociones en tu vida

La rutina tampoco contribuye a aumentar tu libido y deseo, ni mucho menos. Quizá haya llegado el momento de introducir nuevas emociones y novedades en tu vida (sexual). ¿Por qué no te desinhibes y haces esas cosas que nunca te atreviste? Juegos sexuales, utilizar juguetes eróticos, cumplir fantasías largamente guardadas en un cajón de tu deseo… Un estudio de 2016 trabajó con mujeres que tenían dificultades para excitarse o alcanzar el orgasmo y dos tercios de ellas lograron un aumento de la lubricación vaginal y facilidad para llegar al orgasmo después de usar un vibrador durante tres meses. Pura ciencia. Y recuerda: la penetración no es la única forma de tener sexo.

Planta cara al dolor

No estás sola: la dispareunia (dolor durante el coito) afecta aproximadamente a la mitad de las mujeres posmenopáusicas y es una de las razones más comunes por las que las mujeres evitan las relaciones sexuales. Puede ser por atrofia vaginal, infecciones vaginales y del tracto urinario o tratamientos para dolor de espalda, problemas de cadera, etc. Pues hay solución, querida: la fisioterapia, en forma de ejercicios y masajes para relajar y estirar los tejidos del área pélvica, pueden ser muy útiles. 

Busca soluciones a la sequedad vaginal

Es uno de los secretos mejor guardados en la relación entre menopausia y sexo. A pesar de que más de la mitad de todas las mujeres entre las edades de 51 y 60 sufren sequedad vaginal, solo el 7% recibe algún tratamiento. Simplemente, las mujeres no se lo dicen a sus médicos y éstos tampoco preguntan a sus pacientes. De nuevo: el médico es tu mejor amigo. Bueno, después de tu pareja…

Implica a tu pareja

Vale, muchas veces tu pareja parece más un enemigo que un amigo. Ni te entiende ni parece querer hacerlo. ¿Pero has pensado que igual tú también tienes un poquito de culpa? Es el momento de acercarte más a él y de trabajar juntos para mejorar el sexo. La Dra. Marjorie Green afirma que “la comunicación con la pareja es la base de una relación sexual saludable”. Sé muy clara con él, no le ocultes ningún problema de libido ni posibles dolores durante el coito. Renovad vuestros votos como amantes.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:
Centrada en ti