Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Sexo Dispareunia y suelo pélvico
banner_MUESTRA

Dispareunia y suelo pélvico

Sexo

0 8984

El dolor en las relaciones sexuales puede deberse a muchas causas. Pero, siempre que ocurre es importante que un especialista valore cómo están todas las estructuras del suelo pélvico y descartar que no sea esta musculatura la que provoque el dolor.


Compártelo con tus amigas:

¿Sabías que el dolor en las relaciones sexuales puede estar directamente relacionado con la musculatura pélvica y su funcionamiento? Pero el principal problema para resolverlo es que sigue siendo un tabú del que no se habla. Algunas mujeres lo comentan durante sus revisiones ginecológicas, sobre todo si también sienten dolor cuando el médico utiliza el espéculo durante la revisión, pero la gran mayoría, no.

Espasmos musculares del suelo pélvico, tensión en músculos o tabiques fasciales pueden ser la causa de este problema

En mujeres que han tenido un parto previo, el dolor puede presentarse incluso un año después de haber tenido su primer parto. En este caso puede deberse a tensión en las cicatrices perineales, generadas por una episiotomía o algún desgarro, pero también puede ser debido a espasmos musculares de alguno de los músculos de suelo pélvico.

Los espasmos musculares pueden producirse al someter al músculo a una tensión máxima, como ocurre durante la salida del bebé. Sin embargo, hay mujeres que sin haber tenido partos padecen siempre dolor durante la penetración. Los espasmos musculares pueden ser provocados:

  • Tras una experiencia sexual dolorosa
  • Tras alguna infección vaginal intensa
  • Miedo a la penetración
  • Tras alguna cirugía

Como consecuencia, hay mujeres que no han tenido partos pero que pueden sufrir de dolor intenso durante las relaciones sexuales.

Valoración del suelo pélvico

Además de los espasmos, es posible que la propia configuración de los músculos que rodean a la vagina, así como de los tabiques fasciales que separan unos órganos de otros, pueden ser los responsables de que una mujer joven sin ningún antecedente obstétrico (partos, embarazos..) o trauma previo, presente dolor durante sus relaciones sexuales.

El problema es que si no se resuelve la mujer comenzará a tener miedo a las relaciones y cerrará voluntariamente más y más los músculos cada vez que intente tener de nuevo relaciones. Por lo que se creará un círculo vicioso que puede afectar a su relación de pareja y tener consecuencias psicológicas importantes: ansiedad, depresión, baja autoestima…

Así que si tienes dolor durante las relaciones sexuales, supera el tabú y consúltalo. Es muy importante que se realice una correcta valoración de todas las estructuras de tu suelo pélvico para descartar que no es la causa del problema. En esta valoración se debe comprobar cuál es el estado de tensión de cada uno de los planos musculares de suelo pélvico, si existen contracturas, bandas tensas, fibrosis o cualquier otra alteración.

En función de lo que se halle, el médico determinará el tratamiento más adecuado. También puedes acudir o solicitar que te dirijan a la Unidad de Suelo Pélvico de tu hospital de referencia, para que sea un especialista en esta musculatura quien te valore. En cualquier caso, te recomendamos que busques la solución.

Fuente: Dra. Carolina Walker

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:
Foto: iStock.com / kupicoo

Déjanos tu comentario