Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Suelo pélvico Reeducar el suelo pélvico Nuestro cerebro también activa el suelo pélvico
banner_MUESTRA

Nuestro cerebro también activa el suelo pélvico

Reeducar el suelo pélvico

mujer_suelo pelvico
0 12690

¿Sabías que cuando empezamos a entrenar la musculatura pélvica, los resultados pueden ser muy positivos con solo unas pocas sesiones? Tener conciencia mental de esta musculatura puede causar el mismo efecto que un buen entrenamiento.


Compártelo con tus amigas:

A diferencia de otros músculos del cuerpo, los del suelo pélvico pueden sorprendernos gratamente. Muchas mujeres experimentan una mejora de síntomas como la incontinencia urinaria o la sensación de tener un peso o un bulto, con pocas sesiones de entrenamiento de suelo pélvico. 

Y sin embargo un músculo no es capaz de mejorar su fuerza muscular con unas pocas sesiones de entrenamiento. Entonces, ¿por qué son tan agradecidos que incluso mejoran los síntomas?

Cuando entrenamos se desencadenan procesos mentales que predisponen al suelo pélvico a activarse más rápido

La razón probablemente se deba a que no es la fuerza muscular el único parámetro que mejora con el entrenamiento. Existen otros cambios, muchos aún desconocidos, que se producen justo en el inicio del entrenamiento. Nos referimos principalmente a los cambios que se producen en nuestro cerebro y en las conexiones neuromusculares.

Al iniciar la actividad de un músculo que apenas se conocía, o que no se tenía incluido dentro del esquema corporal, se consigue activar fibras y conducciones nerviosas que antes no se producían o que estaban inhibidas. Estos cambios suelen producirse con pocas sesiones y por ello muchas mujeres experimentan grandes cambios en el inicio del tratamiento.

Por esta razón es muy importante realizar correctamente los ejercicios y tratar de incorporar la actividad de los músculos del suelo pélvico a nuestra vida diaria cuanto antes, ya que esto implicará tener presente al suelo pélvico dentro de nuestro cerebro de forma regular y quizás para algunas mujeres esto ya es suficiente y no necesitan realizar un entrenamiento más intenso de estos músculos.

La valoración por un especialista en suelo pélvico podrá determinar en qué casos se necesita un entrenamiento únicamente enfocado hacia la integración de pautas cotidianas y en qué casos se necesitará además un entrenamiento de mayor carga.

Fuente: Dra. Carolina Walker

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:
Foto: iStock.com / STEEX

Déjanos tu comentario