Centrada en ti
Home Mujer Dieta Consejos para recuperar la energía y la vitalidad

Durante la menopausia, muchas mujeres se sienten físicamente agotadas y a menudo les cuesta terminar el día. Si a ti te sucede, puede que la respuesta esté en tus hábitos alimenticios. Te damos una serie de sencillos consejos muy fáciles de aplicar y con los que notarás cómo se te cargan las pilas.

Consejos para tener más energía y vitalidad

  • Desayuna, aunque no tengas hambre: Desayunar mejora el rendimiento intelectual, activa el metabolismo y mejora el estado de ánimo. El desayuno indicado debe consistir de una pieza de fruta, hidrato de carbono, como cereales o tostadas y algo de proteína, que puede ser la leche del café o una loncha de pavo.
  • Come cada tres o cuatro horas: Dividir tu alimento en tres comidas ligeras y dos tentempiés a lo largo del día te ayudará a mantener estables los niveles de azúcar en sangre y, por tanto, de energía. ¡Cuidado! Las comidas muy copiosas necesitan de más energía para digerirlas, por tanto te pueden dejar en estado letárgico.
  • Reconcíliate con los frutos secos: Un puñado de frutos secos al menos tres veces al día mejoran el rendimiento intelectual y combaten la fatiga, gracias a su concentración de proteínas de alta calidad, grasas saludables omega-3 y a que son una fuente de magnesio (contra la fatiga muscular) y triptófano (contra la fatiga emocional y favorece el sueño).
  • Come fibra. La fibra tiene un efecto ralentizador de la absorción de los carbohidratos en la sangre, por lo que tu cuerpo absorbe la energía de manera estable.
  • Incluye el omega-3 en tu dieta: Se encuentra en los pescados azules, los frutos secos y verduras verdes y mantienen las células de tu cerebro sanas y despiertas.
  • Bebe agua: Incluso la más leve deshidratación hace que la sangre se espese, lo que hace que tu corazón se vea obligado a bombear con más fuerza para que la sangre llegue a todas las células y órganos, lo que al final hace que tu cuerpo se fatigue. Además de beber agua, puedes consumir alimentos ricos en agua, como la fruta y la verdura.
  • Procura no consumir cafeína después de las 12:00 de la mañana: Un poco de cafeína (una o, como mucho, dos tazas de café) puede hacerte sentir más vital y despierta, pero si la consumes en gran cantidad y sobre todo por la tarde, puede perjudicar la calidad de tu sueño, lo que hará que se sientas somnolienta durante todo el día siguiente.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: