Centrada en ti
Home Mujer Psicología Nunca digas “ya es tarde”

empezar_de nuevo

En ocasiones nos planteamos nuestra vida como etapas cerradas, de manera que cuando una de ellas pasa pensamos que ya no podemos recuperar ese momento. La sociedad y nuestro entorno nos va diciendo cuál es el momento para elegir a qué dedicarnos, para aprender una profesión o estudiar lo que nos gusta, y mentalmente nos vamos adaptando a estos esquemas. Por desgracia, muchas veces nos encontramos a nosotras mismas o a personas de nuestro entorno diciéndonos “ya es tarde para…”.

Párate a pensarlo. Tal vez estás actuando en función de creencias que se han ido afianzando en ti. Nos han enseñado un mapa y hemos pensado que ésas eran las etapas y el camino que debíamos seguir. Cuando en realidad si te lo propones, tú puedes cambiar tu vida y decidir quién quieres ser, qué quieres hacer, cuándo y cómo.

Tú puedes cambiar tu vida y decidir quién quieres ser en este momento

Te recomendamos un ejercicio: coge papel y lápiz y apunta en dos columnas: qué cosas has querido siempre hacer o aprender y has ido posponiendo porque “no era el momento”, “no tenías tiempo” o “no le gustaba a nadie más” y qué ilusiones, proyectos de futuro, planes tienes en mente a menudo y no te has atrevido a escribir en firme.

Empieza por la que te cueste menos esfuerzo y más te motive. Puede que de ahí surjan nuevos proyectos y, quién sabe, que des un giro a tu vida y consigas dedicarte a ello. Hay mujeres que han ido a la universidad cuando ya habían criado a sus hijos y que no han renunciado a hacer lo que querían.

Además, ¿sabías que, por ejemplo, aprender un segundo idioma beneficia al cerebro durante el proceso de envejecimiento? Según un estudio de la revista Annals of Neurology, ayuda a retrasar el deterioro cognitivo.

Atrévete, piensa en ti e inicia aquello que siempre quisiste. Nunca es demasiado tarde… ¿Quieres ejemplos que te lo demuestren? Descubre las historias de las ocho participantes de la última edición del Premio TENA Lady a las Mujeres que Triunfan

 Fuente: Alicia Jiménez, psicóloga

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: