Centrada en ti
Home Mujer Psicología 6 trucos para mantener tu energía mental

mujer con vitalidad

A todas nos suena el cansancio físico, pero la fatiga mental, que se traduce en tristeza, aburrimiento, preocupación, irritabilidad y estrés generalizado, puede ser nociva para tu vitalidad, hasta llegar a agotarte por completo. Si identificas la fuente de estos sentimientos negativos y actúas en consecuencia,  tu cerebro te lo agradecerá. Aquí tienes algunas pistas para recobrar el ánimo:

1.- “Aguaterapia”: Cuando te sientas mentalmente agotada, lávate la cara, y si puedes, date una ducha. Cuando salgas de la ducha, verás con otros ojos aquello que te superaba.
2.- Ponte guapa: Si sientes que te vence la pereza, olvídate de ponerte el chándal o la sudadera cómoda y apuesta por esa falda que guardas para las ocasiones especiales y mírate en un espejo. Si la energía no sale de nuestro interior, ¡ayudémosla desde el exterior!
3.- Expresa tus emociones: Guardarte para ti sentimientos negativos como el miedo, la ansiedad o el estrés no es la mejor forma de superarlos. Hablar de ello con otra persona te ayudará a relativizarlos.
4.- Escucha música: La música es una de las mejores medicinas contra el mal humor y la ansiedad. Las canciones que te dan “buen rollo” tendrán efectos casi de inmediato.

Los mensajes que le manda tu cerebro al organismo son mucho más importantes de lo que crees

5.- Aprende a perdonar: Un proverbio inglés dice que “Enojarse es pagar por los errores de los demás”. El enfado y el rencor provocan en tu mente la misma reacción que te provoca el estrés crónico: aumento de la presión sanguínea, descenso del sistema inmunológico y síntomas de agotamiento, según un estudio de la prestigiosa publicación Psychological Science.
6.- Haz respiraciones con el abdomen: Cuando estamos estresadas, tendemos a respirar con el pecho, con exhalaciones e inspiraciones cortas y rápidas, lo que hace que llegue menos oxígeno a los pulmones y, por tanto, nos fatiguemos. Aprende a hacer respiraciones abdominales profundas (el yoga es un buen aliado en estos casos) y aplícalas cada vez que estés en una situación de estrés.

Y si tienes momentos de bajón puntuales:

  • Sé creativa: Adorna tus rutinas tediosas. Imagínate que en vez de hacer la compra estás participando en una misión especial o que las lentejas que estás preparando van a participar en un concurso culinario.
  • Plantéate misiones y concédete recompensas: Ponte fecha tope para terminar ese informe que se te ha atragantado desde hace una semana y, cuando lo hagas, date un capricho: manicura, revista…
  • Objetivos alcanzables y metas cortas: Si te quieres poner a dieta, no pienses en todos los kilos que tienes que perder: plantéate una “misión” a corto plazo: Pesar un kilo menos dentro de una semana. Así, poco a poco, verás más cerca tus objetivos y te será más fácil.
  • Cambia el “no puedo” por el “quiero”: Los mensajes que le envía tu cerebro a tu organismo son mucho más importantes de lo que creemos. Si conseguimos cambiar la actitud, tendremos más de la mitad del terreno ganado.
  • Come sano, duerme bien y haz ejercicio: Las tres cosas se complementan y son importantísimas para tener vitalidad.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: