Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Suelo pélvico Reeducar el suelo pélvico ¿Cómo identifico el plano profundo del abdomen?
banner_MUESTRA

¿Cómo identifico el plano profundo del abdomen?

Reeducar el suelo pélvico

plano profundo abdomen
0 20445

Para el trabajo correcto del suelo pélvico es imprescindible ser conscientes de dónde están nuestros músculos abdominales profundos. Descubre cómo sentir esta musculatura.


Compártelo con tus amigas:

Cuando realizamos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, siempre debemos sentir que también trabajan los músculos profundos del abdomen: el transverso del abdomen y las fibras más posteriores del oblicuo interno. Ambos forman parte del sistema muscular local de estabilización lumbar, además, el transverso está implicado en la respiración (en el momento en que soltamos el aire).

Cuando contraemos voluntariamente el suelo pélvico también lo hacen el transverso y el oblicuo. Y a la inversa ocurre lo mismo, cuando contraemos el plano profundo abdominal se produce una ligera contracción del suelo pélvico. Estas contracciones son suaves y se pueden percibir bien si centramos nuestra atención en estas estructuras mientras realizamos ejercicios que los activen.

Así, cuando contraemos el suelo pélvico de forma moderada sentiremos una ligera tensión en la parte baja de nuestro abdomen, por debajo del ombligo. Esta tensión es la contracción del músculo transverso del abdomen y dependiendo de la fuerza de la contracción del suelo pélvico, también podremos sentir el oblicuo interno. En los ejercicios en los que trabajamos abdomen y suelo pélvico reforzaremos esa contracción.

La musculatura superficial del abdomen, los músculos rectos abdominales y los oblicuos externos también ayudan a la estabilización de la columna pero de una forma más global, no tan precisa como los anteriores. Son músculos capaces de aumentar en gran medida la presión dentro de nuestro abdomen y hay que tener cuidado con ellos, pues si los usamos con frecuencia podemos sobrecargar al suelo pélvico, que es quien va a recibir las presiones que ellos generan. Cuando contraemos ligeramente el suelo pélvico en un ejercicio básico, no debemos sentir nunca que también haya contracción de este plano abdominal.

¿Qué sentiremos si sólo estamos contrayendo el plano superficial? Notaremos una tensión en la parte alta del abdomen, por encima del ombligo, y suelen ser contracciones fuertes. Sentiremos que se cierran nuestras costillas, que se bloquea el abdomen y no podemos realizar una respiración abdominal debido a ese bloqueo. A veces incluso se puede observar un abombamiento en la parte baja del abdomen. Esto sería totalmente incorrecto si estamos realizando ejercicios básicos de suelo pélvico.

Te dejamos un vídeo para que te sirva de ayuda:

Fuente: Dra. Carolina Walker

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario