Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Dieta Apuesta por la dieta mediterránea
banner_MUESTRA

Apuesta por la dieta mediterránea

Dieta

mujer comiendo dieta mediterránea
0 3387

¿Quieres tener un cuerpo 10 y mantenerlo? ¿Y encima tener buena salud? La respuesta, más fácil de lo que crees: La dieta mediterránea. Combínala con ejercicio diario y tu cuerpo lo agradecerá.


Compártelo con tus amigas:

Hoy en día solemos identificar dieta mediterránea con salud. Cada día, los anuncios nos descubren los efectos favorables que el consumo de algunos alimentos produce sobre el organismo. Nuestra piel, el sistema inmunológico, la flora intestinal o nuestro estado general saldrán beneficiados si incluimos alguno de esos productos en nuestra alimentación.

El modelo mediterráneo se ha convertido en un referente de la alimentación saludable en todo el mundo y numerosos estudios avalan sus beneficios para la salud. Los frutos secos, el vino, la cerveza, los lácteos, el pescado azul, las legumbres o el aceite de oliva son alimentos con grandes propiedades saludables que contribuyen a la mejora de nuestra calidad de vida.

Las características principales de la alimentación mediterránea son:

  • Un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base).
  • El uso del aceite de oliva como grasa principal.
  • El consumo regular de vino en cantidades moderadas.

Si quieres beneficiarte, no dudes en incluir estos productos en tu cesta de la compra y sigue los siguientes consejos:

  • Alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, pan, pasta, arroz, cereales, legumbres y patatas, de forma abundante.
  • Frutos secos, miel y aceitunas con moderación.
  • Vino moderadamente, durante las comidas y preferentemente tinto.
  • Carne roja varias veces al mes.
  • Consume una cantidad moderada de queso y yogur diariamente y de pescado, preferentemente azul, aves y huevos, semanalmente.
  • Usa hierbas aromáticas en lugar de sal.
  • Utiliza el aceite de oliva como grasa principal, tanto para freir como para aderezar.

Y por supuesto, recuerda adecuar las raciones a tus necesidades calóricas, teniendo en cuenta la actividad física que realizas.

Fuente: Serafín Murillo, nutricionista

Te puede interesar...

  • ¿Una cervecita? ¡Claro que sí!¿Una cervecita? ¡Claro que sí! La idea de que la cerveza engorda es cosa del pasado. Tomada con moderación, tiene muchas propiedades que la hacen especialmente […]
  • Algas, las verduras del marAlgas, las verduras del mar Hasta hace poco desconocidas en la cultura occidental, las algas tienen un sinfín de propiedades saludables para el organismo. Descubre […]
  • Cuida tu alimentación en el embarazoCuida tu alimentación en el embarazo ¿Estás embarazada y te preocupas por tu dieta? Pues quédate con una palabra: equilibrio. Come lo que te apetezca, pero sin excesos. Ten en […]
  • Alimentos que embellecenAlimentos que embellecen La expresión “somos lo que comemos” no puede ser más adecuada cuando hablamos de mantener una piel sana, limpia y rejuvenecida. Algunos […]
Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario