Centrada en ti
Home Mujer Psicología El reto personal de la menopausia

Creatividad

La llegada de la menopausia es percibida por muchas mujeres como el “fin”, y no sólo porque finaliza su capacidad reproductiva. Esta nueva etapa ofrece a muchas mujeres estímulos negativos: envejecimiento, imagen menos atractiva, disminución en las capacidades cognitivas (pérdida de memoria…) o cambios anímicos que hay que combatir con una mentalidad abierta y sin prejuicios.

Si, además, la mujer trabaja fuera del hogar y debe compaginar su trabajo con las labores domésticas, la incidencia de ‘síntomas menopáusicos’ se multiplica, sobre todo los asociados con su estado emocional: depresión, ansiedad e irritabilidad; o con la disminución de la libido (que en algunas poblaciones alcanza a más del 50% de las mujeres mayores de 50 años).

Estos síntomas menopáusicos se dan con mayor frecuencia cuando se presentan problemas en la dinámica de la familia y de la pareja (por ejemplo una separación o divorcio, viudedad…). Según diversas encuestas sociológicas sobre relaciones de pareja en España, más del 70% de las personas que buscan pareja son mayores de 50 años, y de ese porcentaje ganan por mayoría las mujeres.

Cuestión de creatividad

No obstante asistimos también a un ‘empoderamiento’ social y laboral de la mujer. Muchas de las que hoy en día desempeñan roles donde se valora el intelecto o la creatividad suelen experimentar lo contrario: un ‘florecimiento’ en esta etapa en la que aumenta su autoestima, y en la que apenas se altera su vida sexual.

Por tanto, aunque el déficit hormonal se relaciona con mayor riesgo de depresión y alteración en la respuesta sexual, y la sobrecarga laboral y familiar no parecen de gran ayuda, lo cierto es que una mujer que cultiva su creatividad y además no deja de avanzar profesionalmente sigue planteándose la vida como la suma de experiencias que pueden enriquecerla. Esta actitud activa y consciente le hará percibirá la menopausia como un nuevo ‘reto personal’ que vivir con intensidad y en plenitud.

Jerarquizar las necesidades

Existe una teoría psicológica llamada de la pirámide de Maslow, en la que el autor establece una jerarquía de las necesidades y deseos que tenemos todas las personas. En lo más alto de la pirámide se encuentra la necesidad de ‘autorrealización’, que ansiamos conseguir para sentirnos plenos en la vida.

A esta especie de meta final, sólo llegamos si hemos satisfecho necesidades que están por debajo. Entre ellas encontramos la necesidad de tener una sexualidad satisfactoria y mantener relaciones de intimidad con nuestra pareja, así como lograr una seguridad económica, que nos suele proporcionar el trabajo. Si una persona va resolviendo satisfactoriamente estas necesidades desde la más inferior a la más superior podemos hablar de ‘Autorrealización': nos sentiremos plenos, valoradas, con una autoestima alta y con la suficiente confianza en nuestras cualidades.

Lo que sucede es que si durante la menopausia nuestro deseo sexual decae, se ven afectadas nuestras relaciones de pareja porque no percibimos el apoyo necesario y no tenemos un puesto de trabajo en el cual cultivar nuestra creatividad, nuestra valía como mujer puede verse seriamente alterada.

La clave para poder alcanzar la cumbre está en revisar nuestra vida, y entender cuáles son realmente nuestras metas finales y cuáles nuestras necesidades a reforzar. Este trabajo de autorrealización nos resultará muy enriquecedor y nos ayudará a vivir la menopausia como una nueva experiencia.

Fuente: Dra. Gema García Gálvez y Natalia Domínguez

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: