Centrada en ti
Home Mujer Dieta Cocina al vapor y mantén a raya los kilos

brocoli al vapor
Foto: istock.com / 58shadows

Parece inevitable, llega la menopausia y nuestro cuerpo tiende a engordar: necesita menos calorías (algo de lo que no siempre somos conscientes), retenemos más líquidos, nos sentimos más estresadas y ansiosas, y la báscula nos puede dar algún susto. Para contrarrestar esto, además de ejercicio, debemos cambiar nuestra forma de pensar en la comida.

¿Cómo asegurarnos una dieta sana? Acostúmbrate a nuevas rutinas. Busca fórmulas que te ayuden a ingerir menos calorías, como cocinar al vapor. La cocción de alimentos al vapor es una técnica milenaria procedente de Oriente, y hasta hace poco desconocida para nosotros, mucho más beneficiosa que asar o freír.

Este tipo de cocción, se ha convertido en tendencia gastronómica, porque conserva todos los nutrientes de los alimentos, resaltando sus propiedades nutricionales y manteniendo las vitaminas y minerales. La digestión es más rápida, por lo que nos sentiremos menos hinchadas y pesadas al consumir alimentos elaborados de esta forma.

Los beneficios son múltiples :

  • Los alimentos mantienen todo su color y sabor y, lo más importante, sus cualidades nutritivas.
  • Se suprime todo tipo de aceites o grasas. Solo dependen del vapor del agua.
  • Todo está permitido, puede elaborarse tanto verdura, como pescado o carne.
  • La alimentos quedan muy jugosos.
  • Es una técnica de cocina equilibrada y barata.

Si queremos cocinar al vapor hay una condición imprescindible que tienen que cumplir los alimentos: ser muy frescos. Para que los platos queden deliciosos, el sabor debe partir de la frescura del producto. Solo es necesario agua, que alcanzar temperaturas muy elevadas se convierte en vapor y cuece los alimentos de una forma fácil y rápida. Añadirles especias también proporcionará un extra de sabores y aromas.

¿Qué necesito para cocinar al vapor?

Existen múltiples utensilios modernos y prácticos. Podemos decantarnos por una vaporera tradicional, teniendo en cuenta que la tapa tiene que evitar que el vapor condensado caiga sobre los alimentos. Los asiáticos utilizan tradicionalmente un cesto de bambú que proporciona un vapor más suave, adaptado a la medida de la olla o el wok que vayamos a utilizar. Pero si no nos sentimos cómodos con él, podemos usarlo de silicona. Incluso hay diseños que nos permiten cocer al vapor en el microondas.

Si tienes una Thermomix o similar, estás de suerte, porque están preparadas para este tipo de cocción. Además también existen hornos de vapor que han saltado de las cocinas de los restaurantes a las domésticas.

Ahora que ya conoces todas las ventajas de este tipo de cocción, ¿a qué esperas para empezar a disfrutar de todos sus beneficios?

Te puede interesar...

  • Comer bien también fuera de casaComer bien también fuera de casa ¿Tu jornada laboral, las reuniones de negocios o la distancia entre el trabajo y tu casa te obligan a tener que comer de menú o a la […]
  • Nutrición y pielNutrición y piel El déficit de algunos nutrientes en nuestra dieta, como ciertas vitaminas o los aceites grasos esenciales, afectan a la calidad de nuestra […]
  • Licopeno: Dale color rojo a tu dietaLicopeno: Dale color rojo a tu dieta El tomate y la sandía, especialmente, deben su potente color a este pigmento natural que tiene múltiples beneficios para nuestra salud: Es […]
  • Un aperitivo sano y colorido: las cruditésUn aperitivo sano y colorido: las crudités ¿Sabías que algunas verduras tienen más nutrientes crudos que cocidos? Su textura crujiente y su colorido hace que esta alternativa sea […]
Compártelo con tus amigas: