Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Suelo pélvico Embarazo y parto Dolor de espalda en el embarazo
banner_MUESTRA

Dolor de espalda en el embarazo

Embarazo y parto

embarazo y dolor espalda
0 5868

Casi la mitad de las embarazadas españolas sufre o va a sufrir molestias en la zona lumbar durante su embarazo, según señalan estudios recientes. Los cambios que se experimentan en esta etapa, junto a factores ya existentes, pueden provocarlo e incluso añadirle la incontinencia urinaria al problema.


Compártelo con tus amigas:

Más del 40% de las mujeres españolas embarazadas sufre algún tipo de dolor en la región lumbo-pélvica, que puede irradiarse hacia las piernas, según un reciente estudio de Francisco M. Kovacks (2012), publicado en la revista Spine.

Si tienes dolor de espalda y pérdidas de orina, ¡cuidado!, pueden ser síntomas de un suelo pélvico debilitado

Numerosos factores están asociados a la aparición de este tipo de dolor y parece que se debe a la combinación de una serie de factores: los cambios hormonales, los cambios anatómicos y los cambios mecánicos, que soporta la columna lumbar y la pelvis a medida que avanza el embarazo, predisponen a la mujer embarazada a sufrir en algún momento dolor lumbo-pélvico.

¿Cuáles son estos factores?

  • Dolor lumbar previo: Si la mujer ya tenía dolor lumbar antes del embarazo la probabilidad aumenta
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Demasiadas horas acostada (por ejemplo, si tiene un embarazo de riesgo).
  • Trastorno de ansiedad y/o depresión: Este factor también se asocia a problemas de columna.
  • Incontinencia urinaria: Algunos estudios asocian al dolor lumbo-pélvico en el embarazo a las pérdidas de orina.

Relación incontinencia-dolor de espalda

El hecho de que hasta el 40% de las embarazadas tenga incontinencia urinaria deja claro que existe una relación estrecha entre este problema y los dolores de espalda. Ambos nos avisan de que nuestro suelo pélvico puede estar debilitado. Atenta si este es tu caso.

El estudio de Smith y colaboradores (2007) observó que las mujeres embarazadas con incontinencia urinaria tenían más probabilidad de sufrir dolor lumbar que las que no tenían pérdidas de orina. Los mismos autores realizaron a posteriori un seguimiento de las mujeres durante los siguientes cinco años y observaron que aquellas que padecían de incontinencia urinaria pero no dolor lumbar, al cabo de los años tenían un mayor riesgo de sufrirlo que las que no tenían pérdidas de orina.

Si estás embarazada y tienes dolor de espalda y pérdidas de orina, no dudes en acudir a tu médico para que valore si estos síntomas están directamente relacionados con la debilidad de tu suelo pélvico, en cuyo caso establecerá el tratamiento más adecuado en este momento (fortalecimiento de esta musculatura).

Mientras, recuerda que, para evitar escapes de orina, te sentirás más segura utilizando absorbentes específicos como los que te ofrece TENA Lady. Consigue aquí muestras gratuitas.

Fuente: Dra. Carolina Walker

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:
Foto: iStock.com / Frantysek

Déjanos tu comentario