Centrada en ti
Home Suelo pélvico Reeducar el suelo pélvico Complementar la cirugía con fisioterapia

cirugia y fisioterapia

Si vas a pasar por quirófano para tratar problemas de suelo pélvico: evitar la incontinencia urinaria o tratar un prolapso, debes saber que este tipo de cirugía es uno de los tratamientos quirúrgicos más frecuentes en ginecología.

Sin embargo, este tipo de cirugías puede provocar problemas postquirúrgicos y se cuestiona su eficacia a largo plazo. Por eso los especialistas están estudiando en los últimos años los beneficios de añadir a la cirugía un programa de fisioterapia pre y postquirúrgico, que consiste en 1 ó 2 sesiones antes de la operación y un mínimo de 12 semanas de sesiones tras ella.

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia?

Cuando el especialista recomienda entrar en quirófano, generalmente es porque no se ha resuelto el problema con otros tratamientos. El objetivo de la cirugía es mejorar la funcionalidad de las estructuras musculares del suelo pélvico: el cierre de la uretra para que no haya escapes de orina o la estabilización del órgano u órganos que han descendido a través de la vagina dentro de la pelvis.

Los estudios realizados hasta el momento muestran que las pacientes que realizan este programa de fisioterapia consiguen reducir los síntomas postquirúrgicos y que los eficacia de los resultados de la cirugía se mantengan a largo plazo. 

El programa no solo marca las pautas para que se fortalezcan los músculos de suelo pélvico también te enseñará cómo protegerlos (por ejemplo, cómo aprender a toser o cargar pesos, gestos frecuentes a lo largo del día y que son de mucho riesgo para el suelo pélvico) y alargar los efectos de la cirugía, evitando con ello que aparezcan de nuevo los problemas.

Si tu médico especialista te ha recomendado operar, pregúntale la conveniencia de incorporar este programa a tu tratamiento. Mientras tu problema se soluciona, te recordamos que utilizar absorbentes específicos para el pH y la densidad de la orina, como la gama TENA Lady*, te harán sentirte segura y protegida. Descubre más información en este link.

Fuente: Dra. Carolina Walker

*Cumple con la normativa de productos sanitarios.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: