Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer ¿Te cuesta aceptar las críticas?
Pide tu muestra gratuita

¿Te cuesta aceptar las críticas?

Mujer

0 32805

A ninguna nos resulta un plato de buen gusto recibir una crítica, ¡desde luego! Pero tampoco podemos evitar que haya aspectos de nuestro carácter o de nuestra manera de comportarnos que no les guste a las personas que nos rodean.


Compártelo con tus amigas:

Sabemos que las críticas son mucho más difíciles de asumir cuando no has dedicado tiempo a ver qué hay en ti misma que no te gusta, que puedes mejorar o que directamente son aspectos que debes cambiar completamente.

Si no has trabajado en conocerte y afrontar tus características características personales, cuando alguien “toca” uno de estos puntos a mejorar y le da luz, actúa como un resorte ante el que es natural rebelarse llegando incluso a que puedas enfadarte y a mostrar nuestra agresividad.

¿Qué hacer entonces ante una crítica?

  • La crítica no es un ataque. Aprovecha la información que te brinda sobre cómo te ven los demás o aspectos en los que no te habías fijado. Puede que si lo piensas y haces algún cambio notes mejoras en tus relaciones sociales.
  • Acepta que no puedes gustarle a todo el mundo y que hay características tuyas que a otros les pueden molestar.
  • Pídele a algún familiar cercano o amigo íntimo que te diga si esa crítica tiene algo de cierto y que te ayude a aceptarlo en caso de que así sea.
  • Llegado este punto, valora si lo que te han dicho tiene algo de razón y si puedes asumir parte de ello para afrontar cambiarlo. Si por el contrario lo vives como uno de tus puntos fuertes, reafírmate y sigue actuando como lo haces.
  • Si has cometido un error, discúlpate. Mejorará tu autoestima, tanto la percepción de tu capacidad de afrontamiento como la imagen que el otro percibe de ti.
  • Da las gracias y quédate con la parte que te ayuda a crecer.
  • No te quedes únicamente con la crítica: piensa en todo aquello que sí haces bien, tus éxitos, tu capacidad de cambio, tus fortalezas.

Y ante todo… ¡Rodéate de personas que sepan apreciarte y sean capaces de plantearte críticas que te ayuden siempre a crecer y a mejorar!

Fuente: Alicia Jiménez, psicóloga

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario