TENA
Logo

  • ¡Canjea tus puntos por cupones descuentos y regalos fantásticos!
Home #YoMeQuedoEnCasa con TENA Mujer 8 consejos para mantener la llama durante el confinamiento

8 consejos para mantener la llama durante el confinamiento

#YoMeQuedoEnCasa con TENA Mujer

Pareja madura en la cama
0 25061

¿Has pensado que el confinamiento nos puede servir para revisar asignaturas pendientes, por ejemplo respecto a mejorar nuestra vida íntima? Toma nota.


Compártelo con tus amigas:

Todas conocemos la pesadez del confinamiento y sus inconvenientes. Pero, ¿por qué no ver el vaso medio lleno y aprovechar las oportunidades que nos ofrece la reclusión en casa? Por ejemplo, para mejorar y revitalizar nuestra vida sexual. Porque pasar tiempo de calidad junto a nuestra pareja es uno de los mejores aspectos que nos ha traído el confinamiento, y eso incluye el sexo. Puede ser una oportunidad única.

“El estrés del momento puede hacer que todo esto sea más difícil, pero estar físicamente juntos lo hará más fácil. Hay muchas cosas en esta situación que no podemos controlar, por lo que quizás sea mejor que nos concentremos en las cosas que sí podemos abarcar”, explicaba el psicólogo Ari Tuckman en la revista “Psychology Today”. Así que, ¿por qué no ponerse manos a la obra?

Ten en cuenta que, según todos los estudios científicos, el deseo sexual se suele mantener prácticamente intacto entre los 50 y 60 años, en la edad post menopáusica, y solo comienza a experimentarse un declive a partir de los 60. La clave está en mantener viva la llama y retrasar (o hasta eliminar) ese decaimiento.

Aquí te proponemos ocho consejos que te ayudarán a aprovechar este confinamiento para mejorar tu vida sexual. ¿Por qué no?

1. Explota tu madurez, vive tus fantasías

Es cierto que los cambios físicos suelen derivar en inseguridades que se reflejan en una disminución de la intensidad propia del sexo juvenil. Pero míralo del otro lado: tu madurez puede derivar en mayor confianza, mejores habilidades de comunicación o desaparición de viejas inhibiciones. ¡Da rienda suelta a tus fantasías, haz lo que siempre quisiste hacer, atrévete! Porque hay una realidad que no se te debe escapar: muchas personas no se dan cuenta de todo el potencial que ofrece el sexo en la edad adulta.

2. Aprovecha el tiempo y la tranquilidad para explorar

Es indudable que llegada una edad, las respuestas sexuales disminuyen. Pero el confinamiento nos otorga una nueva posibilidad: podemos mejorar nuestras “posibilidades de éxito” al encontrar un espacio para practicar el sexo de forma tranquila, cómoda y sin interrupciones. Ten en cuenta que los cambios que pueda experimentar nuestro cuerpo también suelen implicar más tiempo para la excitación y alcanzar el orgasmo. Si lo piensas bien, pasar más tiempo teniendo sexo no es algo malo. Trabajar estas necesidades físicas en el acto sexual puede abrir puertas a un nuevo tipo de experiencia.

3. Líbrate de pudores y comparte lo que más te excita

Tienes tiempo y tienes tecnología. Busca en internet cosas que te apetezca hacer y compártelo con tu pareja. Si hablar directamente os resulta demasiado difícil, podéis mostrar imágenes o subrayar pasajes que más os gustan. Deja los pudores a un lado. Habla de esa escena de tal película, de ese disfraz que siempre quisiste llevar, de ese rol con el que fantaseaste más de una vez. Es especialmente útil para personas con bajo deseo.

4. Utiliza lubricación

A menudo, la sequedad vaginal puede corregirse fácilmente con líquidos y geles lubricantes. Úsalos libremente para evitar relaciones sexuales incómodas, un problema que puede convertirse en una disminución de la libido y aumentar las tensiones en las relaciones. Ten muy en cuenta una cosa: la actividad sexual o la estimulación vaginal practicada con regularidad también ayuda a mantener los tejidos vaginales sanos en las mujeres postmenopáusicas. Investigadores de Indiana University hicieron una encuesta en la que más de un 80% de mujeres calificaron como “más placentero” el sexo con lubricante. Y a medida que la edad de las encuestadas aumentaba, también lo hacía su satisfacción al practicar el acto sexual con lubricante.

5. Disfruta los preliminares

Ya lo sabes: tienes tiempo y la casa está tranquila. ¿Por qué no disfrutas de unos preliminares largos y planificados? No solo tienen por qué ser excitantes, sino que te permitirá desarrollar junto al sexo unos siempre valiosos vínculos emocionales y afectivos.

6. Explota el sentido del tacto

Las técnicas de enfoque sensorial que usan los terapeutas sexuales pueden ayudarte a restablecer la intimidad física sin sentir presiones. Muchos libros de autoayuda y vídeos educativos ofrecen variaciones sobre estos ejercicios. No tengas miedo de decirle a tu pareja cómo quieres que te toque, cuánta presión, suave o firme, etc.

7. Ejercicios de Kegel para mejorar tus facultades

Créelo: es un asunto absolutamente científico. Tanto los hombres como las mujeres pueden mejorar su aptitud sexual ejercitando los músculos del suelo pélvico. Para hacer estos ejercicios, aprieta el músculo que usarías si intentaras detener la orina en mitad de la acción. Mantén la contracción durante dos o tres segundos y luego suelta. Repite 10 veces e intenta hacer cinco series al día. También puedes usar pesas vaginales para agregar resistencia muscular. Tu vitalidad sexual te lo agradecerá.

8. Usa un vibrador

Lo recomienda la propia Escuela de Harvard: “Un vibrador puede ayudar a una mujer a conocer su propia respuesta sexual y permitirle mostrarle a su pareja lo que le gusta”. Si no te atreviste nunca, quizá sea el momento adecuado de romper el tabú. Si lo dicen en Harvard…

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario