Centrada en ti
Home Mujer Sexo ¿Hablamos de sexo con naturalidad?

sexo y naturalidad

En muchos casos, la culpa de ese silencio se la debemos a la educación restrictiva que hemos recibido y que nos impide hablar con naturalidad de cuestiones de sexo. Muchas veces confundimos lo íntimo con lo vergonzoso.

Esto no ocurre sólo con los conocidos, tampoco solemos hablar de sexo con nuestras mejores amigas, fuera del cachondeo y de una forma seria y natural. Con la pareja no es distinto, a muchas mujeres les da vergüenza, tras muchos años de relación, que sus chicos las vean desnudas completamente y plena luz.

Problemas sexuales no significa falta de amor

Si nuestro chico pasa por una racha en la que no le apetece el sexo, tendemos a pensar que algo ocurre en nuestra relación de pareja o incluso que ya no nos desea o quiere. Así que cuando es a la inversa, tememos herir sus sentimientos y, de hecho, nosotras mismas nos preguntamos si es que en el fondo de nuestro corazón hemos perdido el amor que sentíamos.

La falta de deseo puntual es completamente normal, sobre todo en momentos de estrés y ansiedad

Para empezar, tenemos que darnos cuenta de que no somos maquinas, pasaremos por periodos de falta de deseo, semanas en las que el estrés nos impida la concentración adecuada para llegar al orgasmo, cambios hormonales que alteren el nivel de lubricación y es posible que a estas alturas sin haber cuidado nuestro suelo pélvico ya tengamos pequeños escapes. Pero todo tiene solución.

En el caso de las disfunciones sexuales, no hace falta que acudamos a un terapeuta sexual si llevamos así menos de 6 meses, puede ser una mala racha y lo mejor es no obsesionarnos para no convertirla en algo más importante. Si hablamos de incontinencia urinaria, ¡tiene remedio!

Un punto clave a la hora de hablar con nuestra pareja es el lenguaje en positivo. En lugar de pensar en las cosas que no podemos hacer, hablar y centrarnos en las que sí podemos hacer y en las que lograremos una vez solucionado el problema.

Esto no solo mejorará la actitud hacía la dificultad sino que probablemente enriquezca nuestra relación y nos empuje a probar nuevas cosas.

Fuente: Marta Ibáñez, sexóloga 

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: