Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Dieta Cuida tu alimentación en el embarazo
banner_MUESTRA

Cuida tu alimentación en el embarazo

Dieta

embarazada con manzana
0 29391

¿Estás embarazada y te preocupas por tu dieta? Pues quédate con una palabra: equilibrio. Come lo que te apetezca, pero sin excesos. Ten en cuenta que estar embarazada no significa comer más, sino mejor. Y lo más importante: sigue siempre las directrices de tu ginecólogo.


Compártelo con tus amigas:

Apuesta por una dieta de mayor calidad, basada principalmente en productos frescos y de temporada, y sin olvidar incluir todos los grupos de alimentos: fruta, verdura, proteína poco grasa (huevo, pollo, pavo y conejo), lácteos bajos en grasa e hidratos de carbono. Además, ten en cuenta los siguientes componentes indispensables para tu embarazo:

Ácido fólico. Es fundamental para la correcta formación de la placenta y de la estructura neuronal del feto. Las vísceras de animales y el pescado azul, así como las legumbres, los vegetales de hoja verde y los frutos secos, son fuentes ricas en ácido fólico, que deben ingerirse principalmente durante el primer trimestre del embarazo.

Hidratos de carbono. Te recomendamos los hidratos de carbono de lenta absorción, como pan, pastas y arroz integrales y patata y legumbres. Los hidratos de carbono son esenciales para aportar energía al organismo, y en especial al sistema nervioso y al cerebro. En cualquier caso, si padeces la llamada diabetes gestacional, debes de consultar con tu médico.

Recuerda que estar embarazada no significa tener que comer más, sino mejor

Hierro y vitamina C. Es muy probable que necesites tomar un aporte extra de hierro durante el embarazo, ya que por medio de la alimentación es muy difícil obtener la cantidad que tu organismo necesita. Los alimentos ricos en vitamina C ayudan a la absorción correcta del hierro. Toma nota: brócoli, espinacas, tomate, col y repollo. Y entre las frutas: guayaba, kiwi, cítricos y frambuesas.

Durante el embarazo, las digestiones se hacen más pesadas, sobre todo a partir del tercer trimestre. Evita las grasas, los fritos y rebozados y los guisos pesados. Puedes utilizar otros métodos para cocinar los alimentos y conseguir un resultado igual de sabroso, como el vapor, el wok, ya que requiere poco aceite, y el papillote. Evita vinagres y picantes. Puedes sustituir las mayonesas y los condimentos fuertes por salsa de yogur y aderezar tus alimentos con diversas hierbas aromáticas digestivas o carminativas como comino, granos de anís, cilantro, tomillo, hinojo, jengibre, cardamomo o salvia.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario