TENA
Logo

Home TENA Protects Consumo responsable: Consejos para compras sostenibles

Consumo responsable: Consejos para compras sostenibles

TENA Protects


0 1997

¿Eres una consumidora crítica y concienciada con tus necesidades propias y las del planeta? Aquí te ofrecemos algunas claves y trucos para comprar mejor.


Compártelo con tus amigas:

1. Consume menos, racionaliza tus compras

De acuerdo, es muy tentador tener una compra a un solo clic. Y más cuando ésta se presenta tan suculenta, tan llena de estímulos, con esa oferta que tu cerebro cree que no puedes rechazar. ¿Pero de verdad lo necesitas? 

Piensa que realmente existe una jerarquía del consumo: reducir compras, reutilizar, reciclar. Al final, lo que no compras es lo más sostenible de todo.

2. Busca solo lo mejor

Suena tópico aquello de que lo barato es dos veces caro, pero muchas veces el tópico esconde la mayor de las verdades. Buscar solo lo mejor es ahorrarse muchos berrinches y nuevas compras.

Por ejemplo, usar TENA Mujer te hace ahorrar en productos menos efectivos, y que por tanto deberás reponer mucho antes. Es decir, gastarás más. Y solo por eso ya no serán tan sostenibles. ¿Quieres comprobarlo por ti misma? Pruébala gratis aquí.

3. Vigila lo que compras para comer

Sí, el consumo responsable y sostenible también tiene que ver con la alimentación. No es solo una mejora de la calidad de vida, algo en lo que urge pensar especialmente a partir de los 50 años, sino que nos hace más sostenibles y racionales.

Piensa que más del 30 por ciento del suministro de alimentos se desperdicia, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Así que compra solo lo que vayas a comer y ya estarás reduciendo las emisiones de carbono. Y, obviamente, menos desperdicio de alimentos significa menos dinero tirado.

Por cierto, que una dieta rica en verduras no solo es más sostenible, sino que ayuda a mantener sano el corazón o a mitigar los efectos de la incontinencia, entro otros beneficios.

4. Adquiere grandes cantidades de imperecederos

Piénsalo bien: comprar productos a granel va a reducir el consumo de materiales utilizados para envasar o consumir. Si tienes espacio para almacenar y eres previsora, ni lo dudes.

5. Repara lo que ya tienes

¿Por qué cambiar de ordenador o teléfono cuando todavía funcionan? Igual todo lo que necesitas es una limpieza a fondo que te recupere el sistema. Y eso es sin duda más sostenible, barato y sensato que invertir en otro producto nuevo.

Piensa bien esto antes de comprar: ¿Lo necesito o simplemente lo deseo? 

6. Lee las etiquetas

Antes de comprar es importante leer las etiquetas, mirar la composición, observar su caducidad, evaluar las críticas… Todo suma.

7. Vive de forma sostenible

Una forma de involucrar a los tuyos (y también a ti mismo) en el consumo crítico, sostenible y responsable es vivir de esa misma manera. Fomenta entre los tuyos ese estilo de vida, permanece atento a las noticias que salgan y comentadlas en familia. 

8. Experimenta el valor de la fidelidad

Si das con el producto que es bueno, rentable, sostenible y saludable, ¿por qué cambiar? No tiene sentido. No hay nada mejor que experimentar el valor de marca y fidelidad. Nunca está de más comparar. Y cuando consigas la satisfacción, quédate con ella para siempre.

9. Sé consciente: la sostenibilidad es salud

No es solo cuestión de ahorro y concienciación sobre el planeta, algo de por sí maravilloso, sino que ser sostenible también es tener salud. Se trata de sumar para el cambio con hábitos cada vez más saludables.

Desde 2008, TENA ha apostado por adoptar firmes medidas para que cada producto sea más sostenible al optar por la electricidad cien por cien renovable en todas sus fábricas y reducir la huella de carbono de sus productos y servicios en un 50 por ciento para 2030. El objetivo: dejar una mejor huella ambiental en el planeta. Es un esfuerzo por crear conciencia, mejorar la prestación de cuidados e impulsar un diálogo al más alto nivel en todo el planeta.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: