TENA
Logo

Home TENA Protects Día Mundial del Medioambiente: el futuro es ahora

Día Mundial del Medioambiente: el futuro es ahora

Featured


0 1155

Nuestro futuro depende de nosotros, de cómo producimos la energía que posteriormente utilizamos. Y TENA apuesta por la energía renovable y un planeta sostenible


Compártelo con tus amigas:

El Día Mundial del Medioambiente se celebra el 5 de junio para poner en valor la necesidad de un planeta más sostenible con el fin de crear un mundo más justo y eficiente. Y para ello, TENA se encuentra en plena transición para que toda la energía utilizada sea cien por cien renovableAsí, se trata de una medida que se traducirá en la reducción de la huella de carbono (si no sabes lo que es, sigue leyendo) de todos sus productos.

Es evidente que hemos estado maltratando el planeta durante demasiado tiempo. Cada tres segundos, el mundo pierde un porcentaje de bosque lo suficiente como para cubrir un campo de fútbol. Las emisiones globales de gases de efecto invernadero han aumentado durante tres años consecutivos y el planeta está a un paso de un cambio climático potencialmente catastrófico.

Un simple detalle basta para comprobar la magnitud del desastre: la aparición del COVID-19 también ha demostrado las desastrosas consecuencias de la pérdida de ecosistemas. Al reducir el área de hábitat natural de los animales, también hemos creado las condiciones ideales para que los patógenos, incluidos el coronavirus, se propaguen.

Por el medioambiente: reimagina, recupera, restaura

El Día Mundial del Medioambiente se centra en la restauración del ecosistema y su lema es “Reimagina, recupera, restaura”. Porque solo con ecosistemas saludables podemos mejorar los medios de vida de las personas, contrarrestar el cambio climático y detener el colapso de la biodiversidad.

Nuestra vida y bienestar depende del desarrollo, protección y fomento de ecosistemas saludables para nuestra supervivencia, una perfecta interacción entre los organismos vivos (plantas, animales, personas) con su entorno. 

Y todo este sueño de un mundo mejor con un ecosistema más justo y sostenible pasa por pequeñas y grandes acciones que van desde cultivar árboles, crear zonas verdes ciudades o limpiar la basura junto a las costas hasta reducir la huella de carbono con ejercicios de compromiso y solidaridad.

TENA, una historia de responsabilidad

La historia de TENA es una historia de protección: a la persona, pero también al planeta. Todo ello en la línea de concienciación global sobre la crisis climática y el evidente impacto que tiene sobre nuestro bienestar.

Actualmente, TENA está en plena transición hacia el uso de un cien por cien de electricidad renovable en todas sus fábricas de Europa, algo que se traducirá en un bien absolutoreducir la huella de carbono de todos los productos fabricados y comercializados. Lo mismo sucede con el compromiso de hacer que el envase sea cien por cien reciclable.

Por otro lado, los productos TENA ya cumplen los requisitos para obtener la etiqueta ecológica Nordic Swan,una de las certificaciones medioambientales más rigurosas del mundo que advierte el impacto ecológico de un producto en las principales fases de su ciclo de vida. 

Reducir la huella de carbono: importante para todos, importante para ti

Mucho se habla de la huella de carbono… ¿pero qué es en realidad y por qué es tan importante? La huella de carbono no es otra cosa que la cantidad total de gases de efecto invernadero (incluidos el dióxido de carbono y el metano) que generan nuestras acciones.

Por ejemplo, la huella de carbono media de una persona los Estados Unidos es de 16 toneladas, por hablar de una de las tasas más altas del mundo. A nivel mundial, el promedio se acerca a las 4 toneladas. Para detener el aumento de las temperaturas globales, la huella de carbono global promedio por año debería caer por debajo de 2 toneladas para 2050. Es decir, reducirlo a la mitad.

Hacer pequeños cambios en nuestras acciones puede marcar la diferencia. TENA es consciente del valor de cada acto responsable. El objetivo es lograr reducir la huella de carbono de todos los productos a la mitad. Pero no para 2050, sino para 2030.

Así, TENA publica la huella de carbono de sus productos en la llamada Declaraciones Ambientales de Producto (DAP), verificaciones independientes que informan de la calidad medioambiental del producto. Una apuesta que se convierte en compromiso.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas: