Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Psicología Combatir la rutina en la pareja
Pide tu muestra gratuita

Combatir la rutina en la pareja

Psicología

pareja madura enamorada
0 12244

¿Crees que ya nada es como antes en tu relación? ¿No sientes el mismo deseo? Las cosas cambian con el tiempo, sobre todo en momentos cruciales como la menopausia. Pero echar de menos el pasado no es la solución. Te damos las pistas para encender de nuevo la chispa.


Compártelo con tus amigas:

 

La menopausia es una época que coincide con muchos cambios a nivel social y biológico. Como el nido vacío por la marcha de los hijos. De repente, el tiempo que ocupabas en su cuidado es tuyo. Y, además, esos mismos hijos ya no son excusa para evitar las relaciones sexuales por miedo a que os escuchen. Pero, mientras, ¿qué ha sucedido en nuestra pareja, dónde ha quedado la llama de la pasión?

Cuando la rutina entra en una relación… la pasión sale por la ventana. Pensamos que si la pasión desaparece nuestra relación amorosa se tambalea, y nos preguntamos si ya no sentimos lo mismo por nuestra pareja o si se ha perdido el amor… Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no significa que no la queramos o que nuestra relación esté perdida, si no que tenemos que trabajar para recuperarla. Para que una relación funcione plenamente debemos alimentar la pasión (el deseo y la necesidad por la persona que nos atrae), la intimidad (expresar nuestros sentimientos para crear vínculos de apego y afecto) y el compromiso (la decisión de mantener ese amor a nuestra pareja).

Piensa que, cuando entra la rutina, ni siquiera se discute, y las discusiones, siempre que no sean dañinas, son símbolo de que hay algo por lo que pelear, de que nuestro vínculo afectivo sigue vivo. Una discusión oculta el deseo de mejorar o cambiar algo que nos importa. Así que toma nota y dale carpetazo a la rutina.

¿Cómo trabajar la pasión?

  • Recuperar el espíritu del principio: Al inicio de toda relación se tiende a idealizar a la pareja. Esas imágenes le dan romanticismo y hacen que nos enamoremos. Para enfrentarnos a la realidad y los cambios que han sucedido con el paso del tiempo y la entrada de la rutina en la convivencia, es necesario recuperar esas imágenes.
  • Pensar en lo positivo de la pareja: Tendemos a anhelar el pasado, lo que fuimos. Distorsionamos la realidad, percibimos claramente los defectos de nuestra pareja y no lo que hay en ella de positivo. Debemos pensar en nuestra pareja en términos de admiración, en lo que se ha convertido, lo que nos aporta, y cómo nos hace sentir el estar a su lado.
  • Diviértete sexualmente: La rutina disminuye el deseo. Es necesario innovar, olvidarnos de toda obligación familiar y laboral, y arriesgarse para que la relación sexual sea más placentera. Tu imaginación y tus fantasías te ayudarán.

¿Cómo mejorar la intimidad?

  • Compañerismo: La intimidad está fuertemente relacionada con este valor, porque nos aporta la identidad como pareja y como personas independientes. Fomentar la amistad, la confianza y el respeto son indispensables.
  • Adiós al aburrimiento: Evítalo por todos los medios, el humor y la risa son tus mejores aliados.
  • Limitar las tareas laborales: Si los hijos son mayores y autónomos, de repente tenemos más tiempo libre para dedicarle a la pareja. Cuidado, no nos dejemos absorber por otras tareas.

¿Cómo mantener el compromiso?

  • Un proyecto común: No debemos pensar que negociamos nuestra propia libertad, sino que trabajamos en un proyecto común.
  • Buena comunicación: Juega un papel fundamental saber que podemos expresar nuestras opiniones aunque no sean compartidas, pero sí entendidas. Esto nos refuerza. Nuestro hogar debe ser un lugar de seguridad y bienestar, donde percibir apoyo y comprensión.
  • Apoyo y ánimo: Debe ser prioritario cuidarnos mutuamente, somos importantes el uno para el otro, y tenemos necesidad de aprobación.
  • Aceptar las nuevas situaciones y entenderlas: A lo largo de nuestra vida pasaremos por inevitables crisis personales (nacimiento de los hijos o la imposibilidad de tenerlos, cambios laborales, la llegada de la menopausia, el nido vacío por la marcha de los hijos, la jubilación, el adiós a seres queridos…), que pueden alterar nuestra relación de pareja. Comprender las emociones y sentimientos que generan, y el apoyo mutuo en la pareja se hace indispensable. Comunicarse y expresarse sin miedos nos ayudará a superar cualquier bache.

 

Fuente: Natalia Domínguez, psicóloga y sexóloga

Te puede interesar...

  • ¿Conoces tu cuerpo? Rompe los tabúes¿Conoces tu cuerpo? Rompe los tabúes La educación que han recibido las mujeres durante generaciones ha creado una relación negativa con su aparato reproductor. Es importante […]
  • Mitos falsos sobre la menopausiaMitos falsos sobre la menopausia Desmontamos varias de las ideas preconcebidas que algunos medios de comunicación siguen afirmando sobre esta etapa en la vida de la mujer […]
  • La importancia del cuidado íntimoLa importancia del cuidado íntimo Los cambios de la menopausia también afectan a nuestra zona vaginal, lo que provoca molestias como picor, escozor y problemas en las […]
  • Prepárate para la menopausiaPrepárate para la menopausia Antes de entrar en la menopausia pon especial cuidado en mantener en la mejor forma tu suelo pélvico para evitar problemas; no te saltes […]
  • ¿Supermujer? Simplemente, mujer¿Supermujer? Simplemente, mujer La lucha de las mujeres por participar en la sociedad en igualdad de condiciones y desarrollarse como personas a menudo implica demasiada […]
  • Recomendaciones sexuales en el postpartoRecomendaciones sexuales en el postparto Toma nota de estos consejos y los efectos físicos y psicológicos que a menudo provoca la llegada del bebé no serán un obstáculo para […]
Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario