TENA
Logo
Home Mujer y bienestar Menopausia ¿Necesitamos llevar ropa especial para la menopausia?

¿Necesitamos llevar ropa especial para la menopausia?

Menopausia Diflucan


0 17688

Sigue los mejores consejos de vestimenta para dominar los sofocos y evitar que ellos te dominen a ti.


Compártelo con tus amigas:

Mantener tu propio estilo y resultar elegante, aunque te sientas asfixiada, es posible si sabes cómo. Porque vestirse es algo que hacemos todos los días y, te encuentres como te encuentres a nivel físico, no debes resistirte a llevar la ropa con la que más te identificas. Solo tienes que ajustar un poco la elección de cortes, tejidos y dominar una serie de trucos. Furosemida

Si piensas que de aquí vas a irte creyendo que lo mejor es esconderse bajo prendas holgadas y sin forma, pulsa stop. De lo que vamos a hablar a partir de este punto es de cómo evitar los efectos secundarios de los sofocos, con la ayuda de la ropa adecuada. Dapoxetine

Los sofocos en la menopausia

Hace aproximadamente un año, la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) y la Fundación Española para el Estudio de la Menopausia (FEEM) realizaron una encuesta a 1.750 mujeres de todo el territorio nacional de la cual se concluyó que casi una de cada dos mujeres (40,9%) cree que los sofocos son el síntoma más intenso durante los primeros años de menopausia. Hydrea

Entre las mujeres peri menopáusicas, la incidencia es aún mayor. Para ellas, los sofocos son el síntoma más frecuente (66,4 %) y, en segundo lugar, el insomnio, que afecta al 58,2% y en el que tiene mucho que ver la sudoración nocturna (54,8 %).

De ello se deduce que ese golpe de calor repentino es algo con lo que hay que saber convivir en esta etapa que estamos viviendo. Y que, aunque parezca que no se puede hacer nada para sobrellevarlo, más allá de cargar a todas partes con un abanico, la elección de la ropa puede influir y mucho.

Aunque algún que otro gigante de la moda está redoblando sus esfuerzos en crear líneas completas de básicos adaptados a estos sofocos de la menopausia, lo cierto es que las estilistas de moda, que son quienes más saben de cortes, tejidos, hechuras y otros asuntos de la ropa, llevan años haciendo sus recomendaciones a este respecto en redes sociales y foros de Internet. Quizá no hay que comprar cosas nuevas, sino saber qué ponerse y qué no.

Hemos dado una intensa vuelta por todas estas páginas y recopilado lo que, en nuestra opinión, son los mejores consejos para vestirse durante la menopausia si sufres sofocos. El objetivo de esta batería de trucos es que te sientas más cómoda y fresca, además de elegante y adecuada ante cualquier situación.

¿Cómo vestirse para los sofocos de la menopausia?

1.            La importancia del material: Tejidos y fibras adecuadas para la menopausia

Elige fibras naturales (algodón, seda, cáñamo, lana y la cachemira) pero, sobre todo, tejidos transpirables. ¿Cómo se identifican? Transpirabilidad es la propiedad de una prenda cuyo tejido deja pasar el aire a la piel, lo que ayuda a regular la temperatura. No siempre las fibras naturales hacen más transpirable una prenda; lo importante es cómo es el tejido de abierto o tupido.

Cuanto más tupido, menos transpirable. Por eso busca prendas que, mirándolas al trasluz, compruebes que la luz pasa a través de ellas.

Dicho esto, si bien es cierto que las fibras naturales tienen un tacto más agradable sobre la piel, también lo es que las sintéticas dan menos guerra al lavar y secar y duran más en buen estado.

Y ¡ojo! también las telas hechas con fibras naturales tardan más en secarse cuando se trata de sudor. Pues bien, ahora sabemos que se puede tener lo mejor de los dos mundos buscando mezclas de algodón y un poco de lycra o poliéster, o de seda y viscosa. Todo esto aparece en la etiqueta. Y, por supuesto, quedan descartados los tejidos rígidos o plásticos como el lúrex, la pura lycra, etc.

En cuanto a tejidos, una última recomendación: la lana merina es preferible al nylon y al poliéster si queremos algo que abrigue, ya que no retiene los olores, en caso de que sudes. Esta variedad de lana se usa para abrigar pero también para ropa casual de estar en casa, incluso para ropa de deporte. Una vez más, mira las etiquetas.

2.            Formas, cortes y ajustes: Cómo deben ser las prendas de ropa en la menopausia

Aunque pienses que te va a dar calor, piensa que los expertos en moda recomiendan que se lleven las prendas razonablemente ceñidas, ya que ese extra de sujeción te hará sentir segura y, como beneficio añadido, te ayuda a evacuar el sudor. Es un truco poco conocido, pero funciona. Si no te sientes cómoda con algo ajustado, puedes seguir un sistema de capas y que la de encima sea más holgada, eso sí, de un tejido fino, vaporoso y, a poder ser, sin mangas.

Al mirar la forma de una prenda de ropa, fíjate en dos cosas: las sisas y el escote. Las sisas, cuanto más amplias, mejor, porque evitan la temida mancha de sudor.

Durante una temporada, destierra tus tops y vestidos de cuello alto. Un bonito escote redondo o en V dejará que el aire llegue a tu piel, haciéndote sentir más fresca y menos agobiada.

3.            Colores y estampados: Sigue tu estilo al vestir, también en la menopausia

Aunque no es una opinión muy popular, hay que pensar que hay tonos donde una mancha de humedad se oscurece y se nota el doble. Por ejemplo, todos los tonos neutros claros: beige, gris perla, rosa palo… Tenlo en cuenta a la hora de elegir los tops.

Atrévete con los estampados, pero, si son muy llamativos, úsalos donde quieres que se dirija la vista, tu zona más segura y favorecida.

Si no hay estampado, los tonos sólidos como azul marino, berenjena, gris marengo, marrón chocolate, verde bosque… y los socorridos blanco y negro son los mejores para que se disimule una mancha de sudor, de haberla.

4.            Las capas y el pañuelo: Cómo evitar el calor y tapar el enrojecimiento (si quieres)

Acostúmbrate a vestirte con capas. Póntelo fácil por si acaso llegas a un sitio y, en medio de un sofoco, necesitas quitarte ropa. Mejor varias prendas ligeras que una pesada de la que no puedas deshacerte llegado el momento.

Lleva siempre en el bolso un pañuelo de seda. Resulta muy fresco al tacto y es ideal para añadir un toque de color a un conjunto y/o cubrir un cuello y un pecho sonrojados si sientes la necesidad.

No permitas que los sofocos sean más fuertes que tú durante la menopausia. Todas las mujeres pueden pasar por esta situación y hay muchas maneras de enfrentarla y controlarla.

Compártelo con tus amigas:
Centrada en ti