Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Mujer Dieta Pipas: divertidas y sanas
banner_MUESTRA

Pipas: divertidas y sanas

Dieta

semillas
0 6646

Las semillas de calabaza y girasol no sólo sirven para picar algo mientras vemos una peli. Tienen ventajas muy beneficiosas para nosotras, sobre todo a partir de la menopausia. Te contamos por qué recomendamos incluirlas en tu dieta.


Compártelo con tus amigas:

Cuando llegamos a la menopausia es importante darle al cuerpo una dosis de fitoestrógenos complementaria a través de nuestra alimentación. Hay que reforzar los niveles de estrógenos naturales del cuerpo y los fitoestrógenos, un compuesto químico natural de origen vegetal, son una buena alternativa que sumar a unos hábitos alimenticios saludables, fundamentales durante esta etapa en la vida de la mujer.

Muchos alimentos y frutos secos contienen este compuesto, como la conocida soja. Pero también algunas semillas, como las de lino y otras que los españoles tenemos asociadas a un aperitivo que una vez que empiezas difícilmente paras. Nos referimos a las semillas de girasol y a las de calabaza: nuestras populares pipas. Te damos razones para que las incluyas en tu dieta sin temor.

Pipas de girasol:

  • Reducen el envejecimiento y aumentan la elasticidad a la piel porque son ricas en ácido linoléico y vitamina E.
  • Protegen el sistema cardiocirculatorio por su aporte de vitamina E. Evitan su deterioro y la aparición de trombosis e infartos agudo de miocardio.
  • Mejoran el sueño gracias a su alto contenido en vitamina B1, que nos ayuda a mejorar trastornos como el insomnio, el estrés o el nerviosismo.

Semillas de calabaza:

  • Aumentan el colesterol bueno por sus grasas omega-3 de origen vegetal, que disminuyen la presión arterial, el dolor articular y otros síntomas menopáusicos.
  • Mejoran el estado de ánimo, el humor y el sueño por ser ricos en triptofanos. Un puñado de pipas de girasol antes de acostarse puede generarte un buen sueño.
  • Minimizan el deterioro del sistema neurológico y nervioso propio de la edad, gracias a su aporte en fósforo y magnesio.
  • Mejoran el sistema inmunológico por ser una rica fuente de zinc.

Estos son algunos de sus beneficios pero hay más. Recuerda que tomarlas crudas es la mejor opción, ya que cuando se tuestan o se salan pierden parte de sus cualidades. Además de tomarlas directamente de la bolsa, se pueden integrar en platos (en ensaladas, salsas…), así que ponle imaginación y consume pipas en tu día a día.

Te puede interesar...

Compártelo con tus amigas:

Déjanos tu comentario