Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Blog Ya somos uno más
banner_MUESTRA

Ya somos uno más

Blog

miranda kerr
0 466

El otro día por la tarde quedé con mi amiga Esther, que llegó resplandenciente, repleta y sonriente. Le pregunté  cuando salía de cuentas y casi me da un pasmo cuando


Compártelo con tus amigas:

miranda kerrEl otro día por la tarde quedé con mi amiga Esther, que llegó resplandenciente, repleta y sonriente. Le pregunté  cuando salía de cuentas y casi me da un pasmo cuando me dijo que ya, tan tranquila, con su barriga redonda posando cual celebritie ante mi cámara. Estaba tan emocionada (yo) y tan normal (ella) que se partía de risa cuando le contaba a la gente del bar a voz en grito que era mi amiga del colegio, que estaba a punto de dar a luz y que si por si acaso había sábanas, agua hirviendo y una matrona cerca por si se ponía de parto en pleno local.

La cosa es que aproveché para preguntarle por el tema del suelo pélvico y el embarazo, y ella me fue contestando como buenamente pudo. Me dijo que a pesar de mi pesadez con el temita hasta que no había ido a clase de preparto ni idea del momento suelo pélvico, oye.  Que era verdad que era muy importante, que le enseñaban ejercicios para contraer bien el suelo pélvico y que respirar es esencial . Se quedó alucinada cuando le comenté lo de nuestros 13 centímetros y además estaba muy a favor de localizarlos incluso con el bombo, que nos creemos que las embarazadas no tienen ganas de que las achuchen, pero sí, se puede y se debe disfrutar del sexo en el embarazo.

Total, que en mi momento pre-tía postiza hablamos también del postparto, de cómo tiene que cuidarse para recuperar sus músculos, de que ahora tiene que tener cuidado al cargar a ese precioso bebé (desde aquí un saludo a Leo, pequeña criatura de 3.800 kg que ha tardado unas horitas en salir). Le he hecho prometerme que se va a leer todos los artículos que tengan que ver con el tema, porque es que nos pasa que hasta que no nos ocurre a nosotras la teoría muy bien pero la práctica peor.

Así que madres recientes del mundo dospuntocero y mujeres que no lo somos, demos la bienvenida a uno más a la comunidad, que eso siempre es una alegría,  y contémonos las unas a las otras cómo hacerlo de la mejor manera posible que hay miles de trucos y ejercicios…

Compártelo con tus amigas: