Regístrate ahora o introduce
tu usuario y contraseña:

Centrada en ti
TENA
Home Blog Vuelta al ruedo
banner_MUESTRA

Vuelta al ruedo

Blog

pies sexo pareja
0 755

Una vez leí lo que imagino será un bulo sobre Elvis. Decían que desde que nació la pequeña Lisa Marie no volvió a practicar sexo con Priscilla, porque no se


Compártelo con tus amigas:

pies sexo parejaUna vez leí lo que imagino será un bulo sobre Elvis. Decían que desde que nació la pequeña Lisa Marie no volvió a practicar sexo con Priscilla, porque no se practica sexo con las “madres”. ¿Cómo se os queda el cuerpo, madres del mundo? En fin…
Lo que sí es cierto es que después de tu primer parto te queda la duda de si aquello volverá a su ser alguna vez y seguirás siendo una diosa del sexo (en caso de que alguna vez lo hayas sido). La vuelta a la vida sexual activa es una auténtica tragedia, pero no más griega que el resto de las guerras con tu pareja. Él dice, en el mejor de los casos, que su vida ha cambiado, que nunca se había sentido así, la responsabilidad, la bla bla bla… Tú te has hinchado como un portaviones, has padecido náuseas, has tenido los pies como botas, se te ha caído el pelo, se te ha ido la líbido al carajo, ha vuelto con más fuerza que nunca cuando ya parecías una rana y, para rematar la faena, te han hecho un siete en la entrada a tu templo del placer. Eso sí, el bebé es monísimo y la maternidad lo mejor del mundo… ¿o no?
Si has podido tener algún encuentro sexual en la recta final embarazo, ha sido de traca, y no es por el exceso de peso, es que todo concentrado en el abdomen desequilibra a cualquiera, y tú me dirás el cuadro. Como mucho te tumbas y te dejas hacer. Así que estás deseando poder volver a las piruetas, pero tienes miedo de que se te haya olvidado y, sobre todo, de que tu cuerpo no responda. Todo esto sin contar con que al principio no sientes esa llamada, estás obsesionada con dar de mamar, limpiar cacas, cuidar, proteger… no te rayes. La cosa es así y no se puede luchar contra el instinto. Si al principio no te apetece, no te apetece y punto. Como dice un amigo mío, la sexualidad es cosa de cada uno, y no la puedes dejar en manos de otra persona. Poco a poco todo vuelve a su sitio y te sientes como antes. Bueno, un poco más distendida. Por eso es importantísimo que te tomes en serio los ejercicios del suelo pélvico. Lo de las pérdidas vendrá más adelante, pero lo realmente importante es que si aquello no se recupera, vas a necesitar un XXXL para llegar a sentir algo , y, no nos engañemos queridas, la media española no llega ni de lejos a esa talla. Por tu propio bien, si quieres recuperar tu vida sexual, empieza cuanto antes a trabajarlo. Y se recupera… ¡vaya si se recupera!

Compártelo con tus amigas: