La historia de Carmen Butrón

Carmen_144x144_TENA

Carmen Butrón
38148 Puntos

52 años
Chiclana de la Frontera (Cádiz)
Cocinera y comunicadora

¿Das importancia a tus habilidades? ¿Las compartirías? Carmen se ha atrevido y ayuda a otros con su talento
Cambia el tamaño:
Comparte su historia

Un día su hijo se va de viaje y le pide que se grabe preparando una de sus recetas. Hasta aquí, normal. Lo que ella nunca imaginó es que ese vídeo va a ser el primero de muchos, y que va a alcanzar más de 150.000 suscriptores en su propio canal de cocina de Youtube. Un inesperado fenómeno que le ha cambiado la vida.

Una youtuber entre fogones

La receta del éxito

Carmen deja la escuela muy jovencita para ayudar a sus padres en el negocio familiar, una carnicería. Se casa joven y se convierte en ama de casa.

“Hace cinco años mi hijo se iba de viaje unos días. Y, como la vez anterior que se fue, echó mucho de menos mis comidas, me convenció para que le grabara un vídeo haciendo arroz frito tres delicias”. 

Su hijo sube la receta a Youtube, un canal que a ella entonces le suena lejano, “como a algo de gente joven”. Y este vídeo empieza a cambiar su vida por completo.

Por los comentarios, vimos que podíamos aportar algo positivo al resto de personas

Con el tiempo lo fue viendo mucha gente y me dejaban buenos comentarios. Vimos que podíamos aportar algo positivo al resto de las personas”. La aceptación es tanta que sus hijos la convencen para seguir grabando recetas: “Decidimos hacer un canal con el nombre de Cocina con Carmen”.

Nuevas tecnologías

Al principio todo le parece muy complicado. Carmen sólo usa el teléfono para llamar, y de ordenadores apenas tiene unas nociones básicas. “Me regalan un móvil con el que podía usar Youtube y con la ayuda de mis hijos empecé a conocer las redes sociales. Ahora estoy hecha una experta”.

Pero este no es el único reto que tiene que salvar. Carmen nunca ha cocinado midiendo los ingredientes ni se ha planteado cómo explicar sus recetas a nadie que no fueran sus conocidos. Sin embargo, animada por su familia, vence la vergüenza y se pone otra vez delante de la cámara, que maneja su hijo. Receta a receta, se va convirtiendo en una comunicadora de primer orden.

“Hacer platos y colgarlos en la red me ha cambiado la vida. Me siento motivada constantemente para buscar nuevas recetas y seguir aprendiendo como si fuera una niña”. 

¿Futuro? Aprender y compartir

Carmen ha salido en multitud de medios de comunicación y siente que su valentía está recompensada con todos los suscriptores que ya tiene su canal (más de 150.000). Gracias a la red, ha hecho nuevas amigas y gente de todas las edades la para por la calle.

Carmen repite que sin la ayuda de su familia nunca hubiera sido ‘youtuber’, algo impensable para ella. Ese arroz tres delicias que le pidió su hijo es el plato mejor servido de la historia. Ahora ha decidido seguir aprendiendo y compartir lo que mejor sabe hacer y con lo que más disfruta: “Quiero conectarme con otra gente y enseñarles todo lo que sé de cocina”.

“Me gustaría ir a cursos profesionales y en un futuro poder trabajar en mi propio taller”. Ha descubierto lo bueno que ha sido para ella invertir el tiempo en una actividad que, al inicio, sólo parecía parte de su rutina y que ahora se ha convertido en el motor de su día a día.


DÉJANOS TU COMENTARIO:

Ranking

Sigue a diario la evolución de tus candidatas favoritas.

Te puede interesar…